La Provincia
Miércoles 29 de Julio de 2015

Aprobaron la moratoria municipal

El Concejo Deliberante de Paraná sancionó la Ordenanza para la Regularización de Tributos Municipales. Tiene una vigencia de 60 días.

El Concejo Deliberante de Paraná aprobó este miércoles la Ordenanza para la Regularización de Tributos Municipales; un procedimiento para la cancelación de las obligaciones tributarias pendientes por parte de los contribuyentes, con diferentes planes de financiación.
La norma establece una vigencia por 60 días –del 18 de agosto al 30 de septiembre del corriente año– prorrogables por 60 días más.
Las deudas que quedan incluidas son:
► Tasa GeneraI Inmobiliaria y Tasa Servicios Sanitarios hasta el tercer bimestre de 2015
► Tasa Sanitaria, Higiene, Profilaxis y Seguridad hasta el tercer bimestre de 2015
► Contribución por Mejoras, Derecho de Ocupación de Vía Pública, Derecho de Publicidad y Derecho de Edificación por deudas junio de 2015.
En el trabajo en comisión se incorporaron modificaciones ampliando los períodos alcanzados para ingresar en la regularización; incluyendo las deudas tributarias computadas hasta el mes de junio de este año (originalmente solo se tomaban deudas hasta diciembre de 2014).
Esta modificación brinda mayor cobertura y mejora las posibilidades del contribuyente de incorporar toda deuda pendiente a un mismo plan, ateniéndose a los beneficios que el mismo pregona y genera; a saber, diversas opciones para el pago en cuotas.
Desde el pago en una cuota hasta 48; dependiendo los casos, puede haber una tasa de interés máxima que no excede, en los casos de refinanciación en 36 o 48 cuotas, del 1,50% mensual; y existen también opciones para el pago en cuotas sin interés.
Asimismo; el proyecto permite acogerse a este nuevo régimen a aquellos contribuyentes que ya tengan un plan de pago previamente; dando de baja el vigente para acceder a esta nueva opción refinanciando la deuda pendiente.
Otros beneficios que presenta la propuesta del Ejecutivo, además del pago en cuotas con tasas mínimas, son condonaciones parciales sobre intereses resarcitorios y punitorios en los casos que existiesen.
Las posibilidades de condonación se ordenan de mayor a menor en relación al plan de pago elegido, cuanto menos cuotas más condonación. Siendo el máximo (pago en una cuota) del 70% y el mínimo (pago en 38) del 10%.
Por otro lado se obliga al pago por debito bancario directo a través de Clave Bancaria Uniforme lo cual genera más transparencia, agilidad y regularidad para el cumplimiento de las obligaciones tributarias.
En los casos particulares de los planes de pago, se establece como condición la continuidad del pago; caso contrario se suspende el plan y los beneficios que derivan del mismo, siendo además obligación para ingresar a estos planes, el pago del 10% del total de la deuda.
Se destaca que, en los casos de existir deudas en cobro judicial y/o instancia administrativa, es posible el ingreso al régimen siempre y cuando se haya saldado los pagos de honorarios y gastos judiciales existentes.
El proyecto ayudará a los vecinos a ponerse al día con las tasas, de manera cómoda y sencilla, con bajos costos, y al municipio por otra parte reducir los niveles de morosidad, facilitando el ingreso de aquellos contribuyentes que por diferentes motivos mantienen alguna deuda tributaria con el municipio.

Comentarios