La Provincia
Martes 28 de Abril de 2015

Apelarán la resolución del juez Ríos que dictó la falta de mérito para Torrealday

La querella y la fiscalía evalúan recurrir la medida que benefició al médico del IPP, quien fue acusado de colaborar con el robo de bebés durante la dictadura militar.

Los querellantes que intervienen en la causa por robo de bebés durante la dictadura en Paraná ya consideran un hecho que apelarán la sentencia del juez federal Leandro Ríos que dictó la falta de mérito para el médico Miguel Torrealday. La medida del magistrado consideró que aún no hay pruebas suficientes ni para procesar ni para sobreseer a quien es uno de los socios del Instituto Privado de Pediatría (IPP), ubicado en calle España de la capital entrerriana.
La resolución del magistrado cayó como un balde de agua fría en la querella y también en la fiscalía, no solamente por ser contraria a lo planteado por las partes acusatorias, sino porque supieron de la noticia por los medios de comunicación, antes recibir la notificación oficial. 
Florencia Amore, abogada que representa a la agrupación H.I.J.O.S. Regional Paraná, cuestionó la decisión de Ríos y afirmó que “existen pruebas suficientes” para procesar a Torrealday, quien fue acusado de sustracción de menores y sustitución de identidad en el caso de los hijos mellizos de los militantes desaparecidos Raquel Negro y Tulio Valenzuela. Los bebés –uno de cada sexo– nacieron en el Hospital Militar local en 1978 y fueron internados en Neonatología del IPP, desde donde egresaron semanas después. La mujer restituyó su identidad en 2008, mientras que el varón continúa desaparecido. 
“Recién nos notificaron al mediodía, después de que nos enteráramos por los medios”, dijo Amore a UNO. “Vamos a estudiar los fundamentos del juez y seguremante vamos a recurrir esa resolución. Porque nosotros consideramos muy importante que se avance en la investigación sobre la responsabilidad de este médico representante del IPP”, añadió. Por otra parte, se supo que también en la Fiscalía se evaluaba la posibilidad de apelar la medida. 
La abogada aclaró que se debe distinguir el sobreseimiento de la falta de mérito. Ésta última “no dice que Torrealday no es responsable, supone que faltarían pruebas para convencer a Ríos de su responsabilidad”. 
“Nosotros consideramos que las pruebas están”, remarcó. “Independientemente del recurso que vamos a interponer a esta resolución, también vamos a continuar como lo hemos hecho desde el incio, aportando pruebas tanto para demostrar la responsabilidad del médico como para seguir en la búsqueda del melli”. 
Acusación
Los querellantes y los fiscales sostuvieron en sus pedidos de indagatoria que Torrealday tuvo responsabilidad en los delitos de sustracción de menores y sustitución de identidad, considerados crímenes de lesa humanidad. Para eso tuvieron en cuenta las pruebas reunidas en el juicio oral y público por la causa Hospital Militar, que en 2011 concluyó con la condena a cinco represores, así como testimonios recolectados posteriormente que acreditarían que era ese médico quien ejercía el rol de director del IPP.

Los fiscales entendieron que el médico tuvo conocimiento de los ilícitos que ocurrieron en la clínica, como la internación de niños con identidades falsas y separados de sus padres, y también coordinó la atención, el alta y la entrega a personas extrañas. Además omitió informar a un juez de menores que los niños estaban allí sin sus responsables legales, para de esta forma prestar colaboración a que el robo de los niños se concretara.
Malestar
Florencia Amore no ocultó su malestar con la situación que atraviesan las causas de lesa humanidad en Entre Ríos, con años de estancamientos. “No nos soprenden mucho las resoluciones del juzgado: estamos esperando que nos llamen a alegar y que haya sentencia en la causa Área Parana, donde hay un montón de pruebas y el trámite no avanza. Nada es inesperado, pero no es deseado que la Justicia desista de investigar”.
Asimimo recordó que los principales aportes en la investigación por robo de bebés fueron de las querellas; por ejemplo, la denuncia que dio inicio a la causa y los datos que permitieron encontrar a la melliza, Sabrina Gullino Valenzuela Negro. “Las víctimas y los organismos de derechos humanos que representamos, como la asociación civil H.I.J.O.S., trabajan incansablemente para llegar a la verdad y tener una investigación con algún resultado y lo más justo posible”, enfatizó.

Comentarios