Pais
Domingo 22 de Noviembre de 2015

Aparecieron grafittis en el frente de el ex centro de detención Mansión Seré de Castelar

La inscripción generó el repudio de políticos y entidades de derechos humanos. También hubo amenazas en la ex ESMA. 

El  frente del ex centro clandestino de detención Mansión Seré, en la localidad bonaerense de Castelar, apareció el viernes pasado pintado con la leyenda "El 22 se termina el curro", lo que fue repudiado por dirigentes políticos y de derechos humanos.

El municipio de Morón manifestó "su más enérgico repudio ante los hechos de vandalismo sufridos en la Casa de la Memoria y La Vida", que fue inaugurada en el 2000 e instó a la Policía a efectuar "un relevamiento de las cámaras de videovigilancia en la zona para encontrar a los responsables del hecho".

"Desde el Estado municipal vemos con gran preocupación que en determinados espacios políticos se manifieste la intolerancia y el desprecio por los derechos humanos y se reivindique una etapa de terror y muerte que es sin dudas la más oscura de nuestra historia", expresó mediante un comunicado.

El gobierno municipal presentó el viernes pasado una denuncia ante la Fiscalía N 7 de Morón, para que la justicia investigue quién fue el autor de la pintada y tome las medidas correspondientes.

En la Mansión Seré funcionó un centro clandestino de detención de la Fuerza Aérea, durante la última dictadura militar, de donde en 1978 lograron escapar el futbolista Claudio Tamburrini y otros tres detenidos, hecho que fue recreado en la película "Crónica de una fuga".

Amenazas en la ex ESMA

La ex Escuela Mecánica de la Armada (ESMA), hoy denominada "Espacio para la Memoria y los Derechos Humanos" recibió el viernes pasado al menos cuatro amenazas de bombas, dos en el espacio general del predio, una en el Espacio Cultural "Haroldo Conti" y otra en el "Archivo Nacional de la Memoria".

Así lo confirmaron desde el organismo a distintos medios de comunicación. Esta intimidación se dio el mismo día que aparecieron pintadas en la ex Mansión Seré de Morón.

   

Comentarios