Viernes 08 de Septiembre de 2017

Apana, una institución con grandes proyectos

Desde 1994 cuentan con una panadería, y además tienen una granja con distintos emprendimientos

En la sede de 25 de Junio 527 funciona la panadería de Apana, que es un emblema en el barrio y en la ciudad. Quienes participan en el taller de capacitación para trabajar en este espacio comparten con entusiasmo sus saberes, puestos al servicio de los productos que elaboran y que son una verdadera delicia: panes, galletas, bizcochos, facturas, madrileñas y otras variantes son preparadas, amasadas y horneadas por ellos mismos, con la supervisión de los docentes, y puestos a la venta en el local de atención al público, que es un clásico desde que fue creado, en 1994.

"Este espacio de la panadería se formó ese año a través de un proyecto con fondos de la Nación. Para poder llevarlo adelante se reformó la institución y se puso en marcha. La idea es formar en el taller a los chicos para que adquieran conocimientos de panadería y les permita llegar al nivel máximo de auxiliar panadero para tener una salida laboral. Las experiencias han sido muy buenas y hay jóvenes que han aprendido el oficio y hoy trabajan en otros lugares; también hay alumnos que se desempeñan muy bien y quedaron como empleados de la institución", comentó Cristina Ripari, quien es docente de Educación Especial y desde hace años está al frente de Apana, organizando y coordinando las actividades entre la comisión directiva y el equipo de profesionales.

A su vez, desde Apana llevan adelante otros proyectos que les posibilita a los asistentes un aprendizaje para poder insertarse en el mundo del trabajo. "Hay una huerta en la granja de calle Lebensohn, adonde se traslada un grupo de chicos de Formación Laboral. Se realiza siembra de verduras de época, que se cultivan y cuando se hace la recolección se vende una parte, otra se la llevan los chicos a su casa, y otra se reserva para elaborar platos que se sirven en el comedor de la institución", señaló Ripari.

Por otra parte, anunció que el jueves firmaron un acuerdo para desarrollar un ambicioso proyecto con la Facultad de Ciencias Agropecuarias, que depende de a Universidad Nacional de Entre Ríos, donde los estudiantes de dicha institución pondrán en funcionamiento toda una serie de actividades relacionadas con las tareas de la granja, como siembras, lombricultura, riego, cría de gallinas para la extracción de huevos, entre otras, en las que van a participar los chicos de Apana. "El convenio se firmó entre Apana, la Facultad de Ciencias Agropecuarias, el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y la Federación Agraria de Entre Ríos", contó con orgullo Ripari, en el marco de una propuesta que seguirá sin dudas impulsando el crecimiento de una institución tan querida en Paraná y la región, que transita su medio siglo de vida con la satisfacción de poder brindarles un mejor porvenir a quienes son parte de ella.

Comentarios