Homicidio
Viernes 11 de Noviembre de 2016

Anularon el juicio abreviado de un brutal homicidio ocurrido en Paraná

La Cámara de Casación volteó el acuerdo entre Fiscalía y Defensa. Ordenó hacer un juicio oral y público.

Hace siete meses, la causa por el brutal homicidio del joven Nicolás Gabarró había concluido en un juicio abreviado con penas acordadas por las dos personas que participaron del asesinato, ocurrido el 4 de octubre de 2015, en calle López Jordán, cerca del río Paraná.

Los familiares de la víctima se sintieron decepcionados porque pretendían un juicio con penas más duras: al muchacho de 24 años lo llevaron a ese lugar engañado y lo mataron de un disparo en la cabeza y por detrás.

Pero ahora, a la familia de Gabarró, se les reavivó la esperanza, porque aquel acuerdo fue anulado por la Cámara de Casación, que ordenó realizar un juicio oral y público, donde sea escuchada la voz de la querella, que reclamará la prisión perpetua.

En abril el juez Miguel Giorgio homologó el acuerdo de juicio abreviado al que llegaron los imputados con el fiscal Álvaro Piérola: 14 años de prisión para Carolina Nasser (defendida por Miguel Cullen y Guillermo Vartorelli) y cinco años y medio para el Gordo Sosa (asistido por Daniel Antico).

Por otra parte, los querellantes que representan a la madre de la víctima, Hugo Gemelli y Matías Argüello de la Vega, habían pedido ir a un juicio oral porque querían plantear agravantes del delito (premeditación y alevosía), y les denegaron el reclamo.

Pero llevaron el planteo a la Cámara de Casación Penal, y esta vez tuvieron una respuesta favorable. Los vocales Marcela Davite, Marcela Badano y Hugo Perotti cuestionaron el acuerdo entre las partes al plantear que debe debatirse en un plenario si el homicidio fue simple o agravado, ya que las evidencias de la causa podrían inclinar para cualquiera de los lados la sentencia y por lo tanto las penas a recibir por los imputados.

Además, uno de los puntos más cuestionados fue que respecto de Sosa el fiscal y la defensa acordaron endilgarle una participación secundaria en el delito, consistente en ocultar el crimen, pese a que se sospecha que podría haber colaborado tanto en el plan del homicidio y que, tal como se demostró, limpió la escena del crimen y eliminó las evidencias, como sucedió con el incendio del auto Fiat 147. En tal caso, la querella pedirá la misma calificación legal para Sosa como la que le correspondería a Nasser, o al menos esperan que le impongan una sanción más severa.

De este modo, devolvieron la causa al Tribunal de Juicios para que se fije fecha de un debate que pueda esclarecer todos los puntos del hecho. El mismo tendría lugar el año que viene y declararán numerosos testigos, entre ellas la más importante, una amiga de Nasser, que quebró el pacto silencio e impunidad.


Comentarios