La Provincia
Viernes 28 de Agosto de 2015

Ante repetidos hechos de crueldad, María Grande marchó en defensa de los animales

En los últimos días aparecieron perros lastimados, con las uñas arrancadas. Preocupa la alevosía con que se torturó a los animales. Las imágenes pueden herir la sensibilidad del lector

Desde hace unos días han aparecido en María Grande, perros cruelmente lastimados. La metodología es la misma, a los animales les fueron arrancadas las uñas con pinzas. Por iniciativa de los alumnos de 6° año del Instituto María Grande, en la tarde del jueves se realizó una manifestación en la calle principal de la localidad de Paraná Campaña, frente al reloj.
“Es una marcha por los sin voz”, replicaron en las redes sociales, medio utilizado para la convocatoria.
Los dueños de las mascotas pidieron a la población en general que aporten datos para dar con la o las personas que someten a los animales a semejante acto de crueldad. “Nos genera profundo dolor ver a nuestra compañera así”, expresó uno de los vecinos damnificados, visiblemente afectado por la situación.
Son tres los animales heridos, algunos tienen dueño, otros son perros que viven en la calle. El grupo de vecinos autoconvocados pidió a la Policía local que realice una investigación y que proteja a los animales, ya que hay una ley nacional que los ampara.
En la marcha solicitaron a la población que colabore en la vigilancia y denuncie en caso de advertir actos de crueldad contra los animales.
Cielo Resset, encargada del refugio Hogar Ternura, relató a UNO que el domingo encontraron, en la zona de los silos, a dos perritos de la calle sin uñas que no podían caminar del dolor. En tanto que el jueves a las 10, apareció una perrita que había desaparecido de su hogar a las 7 de la mañana llorando, ensangrentada. “El grado de crueldad es tan grande que nos da miedo de lo que pueda pasar en los próximos días”, expresó la proteccionista encargada del refugio que alberga más de 70 canes.
Por otra parte señaló que los dos perritos de la calle que fueron lastimados tuvieron atención veterinaria y, actualmente, están en casas de familias que los cuidan. “Los llevan al veterinario todos los días”, indicó.

Denuncia y petitorio
El Hogar Ternura radicó una denuncia en la comisaría local por los dos perros de la calle, y el dueño de la tercera perrita, por la suya.
Además se firmó un petitorio dirigido al intendente y al jefe policial para que arbitren las medidas necesarias para que estos hechos crueles no vuelvan a ocurrir y que se investigue los que ya se concretaron.

El refugio
El refugio Hogar Ternura
se ocupa de los perros de la calle con ayuda del municipio local y con el aporte de los socios. “Castramos a las perras y hacemos lo que podemos. Pero, hasta que la gente no se concientice, habrá perros en la calle. Y esto no justifica semejante acto de crueldad”, puntualizó Resset.  

Comentarios