Pais
Miércoles 12 de Agosto de 2015

Aníbal Fernández y Sergio Berni recorren la zona de inundaciones

En algunos puntos precipitó más de 300 milímetros. Hay unos 10.000 evacuados y autoevacuados

El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández recorre las zonas de la provincia de Buenos Aires más afectadas por las inundaciones junto al secretario general de la Presidencia, Eduardo 'Wado' de Pedro, y el secretario de Seguridad, Sergio Berni.
El funcionario recorrerá Luján, Mercedes,San Antonio de Areco y Salto, las localidades que concentran la mayoría de las 10.000 personas que permanecían evacuadas o autoevacaudas para analizar la situación de las familias. 
"Vamos a ver cómo está la situación, resolver eventuales problemas sociales que ya están contemplados por el Ministerio de Desarrollo Social, y queremos chequear que sea así y se haya cumplido con todos los protocolos y objetivos perseguidos y conversar con las autoridades locales", detalló.
Concretamente sobre la asistencia que brinda el Gobierno, destacó que "en todo lo que podamos vamos a ayudar a los vecinos, desde colchones, alimentos, herramientas, todo lo necesario ante esta situación".
"Estamos hablando de niveles de lluvia impensados para estas épocas, en algunos casos entre los 250 y en otros 300 milímetros de agua", manifestó el funcionario en su habitual encuentro con la prensa antes de ingresar a su despacho en Casa de Gobierno.
"Hay algunas obras que no se han concretado aún y que las vamos a concretar, pero el Gobierno sí está presente en las zonas castigadas por las inundaciones", remarcó.
Precisó que se concretaron obras de limpieza en el río Luján "pero hay obras complementarias que son muy importantes en términos de inversión que no se han llevado a la práctica todavía".
"Hay que decir que se han hecho obras y hay otras pendientes y la realidad también es que estamos hablando de un nivel de lluvias impensado para estas épocas, en algunos casos de entre los 250 milímetros y en otros casos que superan los 300 milímetros en pocos días que hacen que haya un volumen de agua que los ríos no permiten escurrir", reiteró.
"Si a esto le sumamos posibles sudestadas -añadió el funcionario- que hacen de tapón al agua, el panorama es mucho más complicado y es algo que esperamos no ocurra".

Comentarios