Ovacion
Domingo 25 de Enero de 2015

“Andate Arrúa”, el pedido a gritos

Fútbol. Lo acusan de malos manejos en la entidad. Un grupo importante de exjugadores de Los Toritos de Chiclana buscan la destitución del actual presidente.  

Andrés Martino/ Ovación

amartino@uno.com.ar

 

Debido a las reiteradas anomalías que se vienen registrando en los últimos años en el club Los Toritos de Chiclana, un grupo de exjugadores de la entidad tomó cartas en el asunto. Primero colaborando con obras en la entidad y ahora, ante la falta de respuestas y el caos deportivo e institucional que reina, con un pedido expreso y sin rodeos: Buscan desterrar de la entidad al presidente, Raúl Arrúa.

Ellos observan que el Tricolor ya no es la entidad modelo que fue en otras épocas y es por eso que buscan la recuperación. Por ahora lo único que encontraron es maltrato e indiferencia. En estos días, en la vía pública, apareció una cartelería que marca el accionar del máximo titular, que hasta el momento no se sintió aludido. Ayer, algunos de ellos pasaron por UNO y plasmaron sus metas dentro de la entidad y su relación con Arrúa. Guillermo Berón, Lucas Albornoz, Alejandra Metz (hija de Luis, expresidente), Cristián Bellotti, Marcelo Cabañas, Cristian Adrián y Gabriel Puebla.

“Esto surge por la necesidad de reencontrarnos con viejos compañeros del club, con los que compartimos la infancia y la juventud en Los Toritos. Después eso fue tomando forma con una reunión semanal para comer un asado dentro del club. Hace cuatro años el club estaba mal, pero no como está ahora. Nosotros hicimos la mea culpa por tardar tanto en acercarnos, pero al ver al club así y con poco tiempo para trabajar, lo hicimos y colaboramos. Juntamos plata, pintamos la entidad, ayudamos sin meternos en lo institucional porque no teníamos la experiencia suficiente. Además se dio el cambio de mando y no fue muy prolijo que digamos (Dejó el cargo Santamaría y asumió Arrúa). No nos queríamos meter en el caos político que había”, contó Albornoz, y continuó con su relato: “Este personaje, el actual personaje al principio y como le servía nos dejó ese espacio. Mucha gente nos comentó de lo malo que era este personaje. A nosotros mientras tanto nos fortaleció. Éramos siete u ocho y después se fueron acercando de otras categorías. Nos juntábamos y hacíamos distintas actividades. Lo más ambicioso fue remodelar el salón de la entidad para que el club tenga recursos genuinos. Ese trabajo después no se vio reflejado en la parte deportiva, que a nosotros en definitiva nos interesaba. Siempre fuimos un club de fútbol infantil y generábamos personas de bien para enfrentar la vida”.

La relación con Arrúa es nula, de total indiferencia. “Cuando nosotros decidimos meternos más de lleno se quebró la relación. Pedimos explicaciones porque nosotros acercamos sponsors, nos llegaban comentarios de chicos que había desmanejos y el detonante fue partir la relación. Nosotros participábamos sin ser socios, pero tomamos luego la decisión de hacernos para estar adentro. Logramos solo ser socios tres o cuatro, no más. Yo fui siete veces, Belotti fue cinco, los otros rebotaron, no había planillas, siempre una excusa para que no estemos. Por eso se decidió ir con una escribana. Cuando fuimos hace un año (25 personas) no nos asoció. Él argumentó que no era horario de secretaría. Fuimos al día siguiente y desde hace un año no tenemos respuesta al respecto”.

Los exjugadores comenzaron a pedir más y más, pero el resultado siempre fue el mismo. “Pedimos informes, según lo dicta el estatuto, nunca nos recibió una carta, entonces mandamos cartas documento. Nunca contestó. De ahí entonces fuimos a Personería Jurídica con el abogado Orlando Aguirre, que nos da una mano. Fuimos y después de un tiempo salió la intimación a la comisión directiva exigiendo respuestas de balance, memoria, padrón de socios y otras cosas más. En el camino nosotros pasamos de pagar una cuota de 40 esos a 300 solo para nosotros, no para los otros. Nosotros fuimos a pagar la cuota, no nos quiso cobrar y los diálogos no fueron nada amables. Es más, sufrimos un maltrato nunca visto. Nosotros ya hablamos con Hugo Grassi de Acludepa, con Julio Goyeneche de la Liga Paranaense de Fútbol, pero no pasa nada. Nos dijeron que todo va a Personería Jurídica y que busquemos el diálogo, pero con esta persona no se puede. No tenemos respuesta”.

A su turno Guillermo Berón habló de lo estrictamente deportivo. Está claro que el Tricolor perdió la memoria gracias a los malas dirigencias. “La mayor preocupación nuestra es lo deportivo. Estamos con un descenso, salimos anteúltimo en la B con una campaña mala. Deportivamente no hay conocimiento. Hay jugadores que quisieron dar una mano y él los echó”.

“Buscamos la intervención de Personería Jurídica y queremos un llamado a elecciones urgente como corresponde. La lista luego se dirimirá con los compañeros con los que trabajamos. Todo bajo las reglas legales”, concluyó Berón con el sueño de que todo mejore.

Comentarios