La Provincia
Viernes 26 de Febrero de 2016

Analizan cómo implementar la separación de residuos en origen

Una jueza ordenó que debe comenzar en cinco semanas. A contrarreloj, el Municipio deberá cumplir una medida dilatada por años 

Faltan exactamente cinco semanas para que en Paraná se deba implementar la separación de residuos sólidos urbanos (RSO) en origen y se comience a hacer una recolección diferenciada de los mismos, según lo dictaminó el miércoles la jueza María Andrea Morales, titular del Juzgado Civil y Comercial Nº 8. La letrada resolvió esta medida luego de mantener una audiencia informativa con integrantes de la Municipalidad y el Foro Ecologista, que había iniciado una causa judicial en el año 2008 contra el Municipio por la existencia de minibasurales y quema de basura a cielo abierto en el Volcadero.
La medida de separar los ROU (residuos orgánicos urbanos) se dilató por años en la capital provincial y solo se alcanzaron a realizar pruebas piloto pero solo en determinados barrios, que tuvieron avances y retrocesos. Siempre se adujo que se trata de un cambio cultural y que debía incorporarse de manera paulatina, a partir de campañas de concientización. Sin embargo, no se logró progresar en este aspecto. “La gestión anterior fue la que más avanzó: hizo la planta y se ocupó de la contenerización de la ciudad. La instancia judicial llevó a que la jueza, en la recorrida de la planta de Clasificación y Tratamiento de Residuos, advirtiera que, de no mediar la previa recolección diferenciada, el trabajo que se hace arriba de la cinta se torna muy dificultoso para los clasificadores. Según sus propias palabras, sostuvo que es prácticamente solo es posible separar el 20%, por más habilidad y destreza que tengan”, dijo a UNO Daniel Verzeñassi, integrante del Foro Ecologista de Paraná. 
Por su parte, la subsecretaria de Ambiente Sustentable, Rosa Hojman, afirmó que la Municipalidad ya tenía previsto implementar la clasificación de residuos en origen y que el fallo de la jueza María Morales lo único que hace esto es acortar los plazos. “Va a implementarse en toda la ciudad el 1º de abril. Ya definimos los días en que se va a hacer la recolección diferenciada y seguramente vamos a monitorear algunas zonas para ver qué cosas mejorar. Lo vecinos van a tener que hacer su parte, nosotros haremos la nuestra. Trabajaremos en la educación y en la concientización, sobre todo del sentido que tiene contar con una mejor calidad de vida en una ciudad más sana, más saludable”, dijo, y comentó que se ya reunieron con distintas ONG especialistas en el tema.
En referencia a los contenedores, señaló que se seguirán utilizando los que ya están y se ampliará su disposición en las zonas en las que aún faltan, y aclaró que estarán señalizados con las indicaciones que expliquen claramente a los vecinos que deberán sacar la basura orgánica los lunes, miércoles y viernes; y la inorgánica los martes, jueves y sábados.
“Los residuos que tiramos van al Volcadero y pasan por la Planta clasificadora, donde trabajan personas. Si enviamos un residuo limpio, con el cartón por un lado, y todo lo que sea plástico –como sachets, botellas, bolsas– por otro pero previamente lavado, ellos van a recibir un material de mejor validad y esto dignifica su trabajo”, sostuvo Hojman, quien hizo hincapié en la cuestión social y solidaria que conlleva este proceso.
Con respecto a las medidas que se tomarán en caso de que los vecinos incumplan, explicó: “Al principio habrá un tiempo de concientización y difusión. Después veremos cómo opera el control social en un trabajo mancomunado con las vecinales, las escuelas, los clubes, donde se estará informando y poniendo el énfasis en la separación. Más adelante habrá multas, que no es lo que más nos gusta, en el caso de que los vecinos no separen los residuos”.
Expectativas sobre los posibles resultados
En referencia a las expectativas que genera la implementación de la separación de residuos sólidos urbanos (RSU) en origen, desde el Foro Ecologista sostienen que la medida tendrá resultados en base a la comprensión que puedan tener los vecinos. En este sentido, Daniel Verzeñassi señaló: “La ciudadanía debió haber sido estimulada desde hace mucho tiempo atrás, porque ese era uno de los compromisos dentro de la sentencia que asumieron las gestiones anteriores y hubo una disfunción en ese aspecto. No ha habido difusión suficiente y tareas políticas que apuntaran a eso”. 
Asimismo, expresó: “La iniciativa no es imposible de cumplir, hay sociedades donde esto está incorporado, pero llevará su tiempo, ya que vemos un sinnúmero de ejemplos de que no ha habido una tarea por parte de quienes debieron gestar un cambio cultural progresivo en la sociedad. Así que creemos que lo que va a pasar en los primeros tiempos es el resultado de ese faltante”. 
Verzeñassi señaló que es muy importante la educación formal sobre el tema en todos sus niveles: primario, secundario y universitaria. “También el personal de oficinas públicas tiene que estar asistido en cuanto a entender y asimilar la separación de los RSU y eso no pasa. Debería haber ya un programa educativo continuado y permanente y esto es parte de las ideas que hemos propuesto”, aseguró.  
También sostuvo que, como generadores de residuos, hay que comprender que se debe plantear la meta de los residuos cero. Al igual que Rosa Hojman, instó a los vecinos que tengan patio a realizar las tareas de compostaje para aprovechar los residuos orgánicos. “Culturalmente estamos en condiciones de comenzar a entender esto”. concluyó.

Traslado del volcadero
La Justicia estableció un plazo para definir el destino del basural a cielo abierto de Paraná e instó al Municipio a que en el transcurso de 18 meses proceda al “traslado y reubicación del lugar de disposición final de la fracción de rechazo de los residuos sólidos urbanos, a un predio fuera del ejido urbano de la ciudad cuyas características permitan su tratamiento mediante relleno sanitario y a la recomposición ambiental del predio de actual disposición, denominado Volcadero Municipal”. La Comuna tendrá que presentar informes semestrales sobre el trabajo. Todo ello, bajo la advertencia de que comenzarán a correr multas ante incumplimientos.
“Estamos buscando un terreno para la fracción de rechazo”, aseguró Rosa Hojman. 

Comentarios