Denuncia
Martes 30 de Agosto de 2016

Amplían la denuncia en una causa por intento de estafa con campos

Un integrante de la Fundación Marangunich denunció el supuesto accionar delictivo del abogado Guillermo Mulet en el intento por despojar a esa entidad de unas 1.200 hectáreas. La causa inicial, con otros imputados, está lista para el juicio

El empresario paranaense Enrique Mirich denunció ante la fiscalía a cargo de Juan Malvasio la posible participación criminal del abogado Guillermo Mulet en la causa N° 47.322 caratulada Copes, Fernando Andrés – Copes, Víctor Juan – Pare, Miguel Eduardo y Góngora Santos s/tentativa de estafa procesal y usurpación.

En esa causa se investiga la presunta estafa procesal en grado de tentativa y usurpación en que habrían incurrido empresarios santafesinos que habían iniciado una causa para desalojar a los arrendatarios de la estancia La Croacia, propiedad de la Fundación Marangunich.



***
El caso, en 2009



El campo, de 1.200 hectáreas aproximadamente, está ubicado cerca de Seguí en el Departamento Paraná y había sido donado por el filántropo Alberto Marangunich en 1948 a una fundación que lleva su nombre con el objeto de que el producto que se obtuviese sirviera para la construcción de viviendas para personas de bajos recursos.

El consejo de administración de la fundación arrienda las tierras, valuadas al momento del incidente judicial en unos 7 millones de dólares, desde hace más de 60 años. Se estima que la valuación actual orilla los 10 millones de dólares.

La conducción de la fundación se integra con representantes del Superior Tribunal de Justicia, del Centro Comercial e Industrial de Paraná o el intendente de la capital provincial.

A fines de 2008 , se presentó en la Justicia una persona identificada como Víctor Copes, alegando que había adquirido el predio en 1995 y pidiendo al juez Carlos Hugo Ríos que investigue la presencia de intrusos que habrían usurpado La Croacia, a la que denunció como de su propiedad.

Dentro de las pruebas que presentó Copes, como integrante de la sociedad Ganisen SRL (que tiene domicilio en San Jerónimo Sud, provincia de Santa Fe), está un boleto de compraventa rubricado con una persona cuyas iniciales son SF, quien como "apoderado" de la Fundación Marangunich vendió La Croacia en 1995 a 650.000 pesos de ese momento (uno a uno con el dólar).

El boleto no estaba sellado por el banco, no tenía fecha cierta, y estaba realizado en una sola hoja prearmada en computadora y completada a mano con letra manuscrita. Además, el número de DNI de SF que figuraba en el documento corresponde a una mujer, según la constatación que hizo la Justicia.

Otros instrumentos presentados como factor respaldatorio de la propiedad que reclamaba la SRL santafesina son volantes de Catastro (noviembre de 2007) y de la Dirección General de Rentas (noviembre de 2008), donde consta la inscripción a nombre de Ganisen del predio, según publicó en ese momento la agencia APF.

A la par, algunos arrendatarios de las siete parcelas, donde habían sembrado maíz y soja, iniciaron también acciones por usurpación, ya que constataron la presencia de personal y maquinaria enviada por Ganisen en los predios, que no les permitían el acceso a las tierras que habían trabajado hasta ese momento. Y la Fundación Marangunich intervino también, reclamando la titularidad de las tierras.


***
El trámite inicial


La Fiscalía del Juzgado Nº 2, a cargo de Lidia Taleb, reclamó que se archive la denuncia de Copes, pero que Ríos abriera otra investigación para indagar la presunta existencia de una estafa procesal en grado de tentativa y del delito de usurpación por parte de quien generó la causa.

Pese a los elementos acumulados en la causa y al pedido de Taleb, el juez Ríos decidió archivarla y no investigar el accionar de Copes.

Luego el Consejo de Administración de la fundación apeló la causa, al igual que la Fiscalía, ante la Sala integrada en ese momento por los jueces Raúl Herzovich (ya fallecido), Héctor Vilarrodona y Miguel Ángel Giorgio, lo que llevó a que el Tribunal le ordenara al magistrado la orden de reabrir la causa.

Asimismo, la Fundación Marangunich reclamó que se investigara la falsificación de la documental pública, no por porque los papeles sean falsos, sino porque habrían sido obtenidos de manera irregular.


***
La denuncia de Mirich


La denuncia del empresario Enrique Mirich -quien integra el Consejo de Administración- apunta a establecer la participación del abogado Mulet en una causa en la que los implicados están procesados , y que ya está elevada a juicio.

Puntualmente se señala que el reconocido abogado paranaense radicó una denuncia en la fiscalía de primera instancia en turno en Paraná, el 21 de febrero de 2009, exponiendo "hechos falsos sobre documentación que no se ajusta a la realidad" en connivencia con Víctor Juan Copes, con el propósito de engañar al juez de Instrucción competente para que ordene el desalojo de la estancia La Croacia, ubicada en el Distrito Quebracho del Departamento Paraná, "y así lograr la entrega ilegítima del mentado predio rural, como así también adueñarse ilegítimamente de los sembradíos próximos a cosechar".

Igualmente se pide que se investigue la participación de Mulet en hechos ocurridos entre el 18 y el 28 de agosto de 2009, cuando ingresó a la estancia mencionada y "mediante engaños, aduciendo una orden judicial e invocando un derecho de propiedad inexistente, despoja parcialmente de la propiedad al señor (Raúl Emilio) Erbes", quien arrendaba el campo.

También se menciona en la denuncia otros hechos conexos, como haber ingresado maquinaria agrícola durante un lapso de 40 días y haber despojado de la posesión parcial del campo a Erbes.

Posteriormente se menciona que el 21 de diciembre de 2009 Mulet radicó una demanda por usucapión (ante el Juzgado Civil y Comercial N°5 de Paraná) exponiendo hechos falsos "tales como que goza de una posesión pacífica e ininterrumpida del bien objeto del proceso", presentando un boleto de compra venta que el denunciante califica de apócrifo, como así también convenio y boletas de pago de impuestos provinciales que datan de setiembre de 2009.

"Todo ello a los fines de crear un ardid encaminado a engañar al juez interviniente, con el objeto de lograr una sentencia de usucapión a favor de la sociedad que representa, denominada Ganisen SRL" describe Mirich. Obviamente, señala que la perjudicada es la "única y exclusiva propietaria de dicho inmueble, la fundación Alberto Marangunich".

También debería investigarse si Mulet presentó en su momento una denuncia penal contra Erbes, a sabiendas que se trataba de una acusación falsa, en el marco del intento por despojar a la Fundación Marangunich del campo en favor de sus representados.


***
El quinto hombre


Una de las dudas no resueltas de la situación que plantea la denuncia de Mirich es por qué razón Mulet no fue denunciado cuando se acusó a los hermanos Copes, a Pare y a Santos.

No se conoce la razón. Se supone -de acuerdo a una posible deducción de la denuncia de Mirich- que si Mulet participó del hecho, lo hizo de manera de no quedar en evidencia; o contó con cierta solidaridad corporativa que le permitió no verse rozado hasta ahora por la causa judicial.

Los rumores que circulan al respecto dan cuenta de que una persona se presentaba de traje, con supuestos documentos judiciales, asegurando ser el Oficial de Justicia encargado de velar por el respeto del derecho. Mirch sostiene -o al menos requiere que se investigue- si esa persona era Mulet.

Lo que resulta evidente es que el accionar de esa persona, al igual que el de los acusados, era la contracara del espíritu que animaba al filántropo Alberto Marangunich.

Comentarios