A Fondo
Domingo 15 de Noviembre de 2015

Amarilla a todos

Lautaro López/ De la Redacción de UNO
llopez@uno.com.ar

La Liga Paranaense de Fútbol vuelve a estar en boca de todos, no por el buen certamen que viene realizando, sino por el Boletín de Pena emitido luego de la novena fecha del Torneo Clausura. Neuquén, San Benito y Peñarol se vieron perjudicados al informarse que jugadores de las instituciones sumaron su quinta amarilla. Esto se debe a que los cuerpos técnicos de cada elenco de la LPF tienen el seguimiento de las amonestaciones de su plantel y cada uno suma cuatro tarjetas. ¿Será un error o una jugada de los directivos de la LPF para favorecer a algunos elencos? Puedo decir que nuestro certamen hogareño viene mal manejado, desde los principales directivos y los clubes de la élite y el ascenso sufren las consecuencias, no hay mano dura a la hora de sancionar y poner los puntos sobre la mesa, eso se ve reflejado en los fallos y decisiones que lleva a cabo el Tribunal de Disciplina. Los deportistas perjudicados en esta ocasión son Maximiliano Banega, Leandro y Leonel Lorenzón, de Neuquén; Silvestre Taborda, de Peñarol y Jonathan Monzón, de San Benito. Ellos expresaron a quien escribe su enojo y el descontento con el ente regulador por el informe del Boletín de Pena N° 28/2015.

El Tribunal de Disciplina durante la temporada 2015 no tuvo su mejor desempeño, no fue claro a la hora de informar a jugadores y menos cuando se tuvo que sancionar. A principios del Torneo Clausura Lucas Mendoza, jugador de Palermo, agredió a Alexis Romero y los encargados de poner la pena al deportista tardaron casi 30 días. Deja la puerta abierta para que cualquier persona que siga de cerca el fútbol hogareño pueda tener su opinión, lo positivo es que todo tienen la misma frase y mismo descontento, pero ninguno levanta la mano en la reunión de delegados para expresar lo que sienten, y los errores del ente regulador siempre apoya a las decisiones de la Mesa Directiva, es decir los clubes son un número más y no tienen peso en calle Córdoba 53.

A esto se le suma la programación de la última fecha del certamen, el mismo se encuentra muy parejo y en algunas zonas aún no se conocen los clasificados a semifinales por la cercanía de puntos entre los equipos, y es el caso de la Zona 2 de la divisional A, cuatro equipos se pueden meter en la siguiente instancia y pelean cabeza a cabeza por un lugar. El mal estar de algunas instituciones llegó tras conocerse la programación, el único favorecido es Sportivo Urquiza que jugará el 21 el clásico ante Peñarol y lo hará conociendo los resultados del resto de los elencos, los cuales jugarán hoy. Así que los clasificados a semifinales se definirán el próximo fin de semana, otro error de la LPF en una etapa definitoria.

Comentarios