La Provincia
Lunes 30 de Mayo de 2016

Alumnos del Primario aprenden a interpretar el Himno Nacional con lenguaje de señas

La Escuela Nº 5 Manuel Belgrano de Paraná marca un rumbo en política de integración de niños con capacidades diferentes

Daniel Caraffini / Ovación
dcaraffini@uno.com.ar


Una verdadera política de inclusión educativa, que implica mucho más que abrir las puertas a niños con capacidades diferentes, lleva adelante desde hace tiempo la escuela Nº 5 Manuel Belgrano de Paraná. Con el paso de los años, la institución se ha convertido en referencia y emblema de esas estrategias educativas. 

La tarea es un desafío para los docentes, pero también para todos los niños que asisten al establecimiento. En ese marco, la interpretación del Himno Nacional Argentino con lenguaje de señas, por parte de todo el alumnado del nivel Primario constituye una muestra del avance, el compañerismo, la solidaridad e integración.

“Empezamos con el Himno Argentino como un tema más de inclusión. Hay una nena en la sala de jardín de 5 años, y su hermanita que cursa 6º grado con hipoacusia”, explicó a UNO la directora de la escuela Belgrano, Viviana Pross. 

La entonación de la canción patria en lengua de señas comenzó a enseñarse hace unos cuatro años como una iniciativa institucional, a través de una tarea a cargo de las maestras de Música Gabriela Pando y Natalia Pistoia, y atraviesa toda la escolaridad. Es decir, todos los alumnos pueden transmitir los versos a través de señas, incluyendo a quienes no pueden oír.

“Por ahí les cuesta un poco más a los de 1º, porque están aprendiendo”, indicó la directiva. “Cuando decidimos hacer esto, años atrás, nos pusimos en contacto con lo profesionales de escuela Nº 7 de Sordos e Hipoacúsicos Edith Fitzgerald, para saber si era factible que todos lo aprendieran, o si podía ocurrir que en los grados, algunos chicos no puedan por determinada factibilidad para las cosas, que tenemos unos y otros. Y lo que pasa es que la mayoría de cada grado aprende la lengua de señas; son niños, por ahí a los adultos les resulta más difícil”, opinó. 

En el acto realizado en la institución en vísperas del Día de la Patria, le tocó entonar la canción al 3º grado, aunque a su alrededor se repitieron las señas de los distintos grados.

“Ahora estamos con la intención de poder aprender la Marcha de Entre Ríos, con el lenguaje de señas. Desde la escuela especial nos iban a ilustrar al respecto; es algo que comenzamos a plantearnos hace dos semanas, es nuestro próximo objetivo”, contó Pross.

***
Labor pedagógica


En cuanto a la labor en aula, explicó que en el caso de los chicos con sordera, cuentan con una intérprete que va explicando a la par de la maestra del aula.

“Hasta hace 15 días teníamos otro niño que había comenzado con nosotros desde el Nivel Inicial, a través de escolaridad compartida con la escuela especial. Finalmente, este año lo concluirá en la escuela especial, y seguramente el año próximo retornará aquí para finalizar la escolaridad. Eso se decidió en una reunión, porque todavía no tiene la lengua de señas apropiada”, relató.

“Cuando hablamos de inclusión, no es solo una manifestación de voluntad –remarcó–.  En el caso de este niño no le pudimos dar una respuesta, porque como planteábamos, los sordos tienen que tener la lengua madre que es la de señas, para poder entender. Tienen que tener como lengua madre a la de señas, como nosotros la oralidad. Él no la tenía, porque la familia no quería, pretendía que hablara; las otras nenas ya la tenían incorporada, porque su mamá es sorda. Entonces vos decís ‘manzana’ y los niños saben de lo que estás hablando, porque ya tienen en su mente la abstracción de lo que es la manzana. Es difícil el tema de los niños sordos, es un desafío grande. Nosotros tratamos de hacer lo mejor posible. Con dos vamos bien, con uno no lo logramos”, graficó, para mostrar la complejidad del desafío.

En cuanto a la política de inclusión, contó que en la actualidad hay 17 casos de integración, de niños con diferentes patologías, como síndrome de Asperger, autismo, discapacidad motriz, entre otros. “Es una de las pocas con tantas inclusiones, desde el Nivel Inicial”, reafirmó Pross.

***
La vuelta a casa, con más niños


La centenaria escuela Nº 5 Manuel Belgrano está ubicada en Enrique Carbó y 9 de Julio de la ciudad de Paraná. Cuenta con una matrícula de 519 alumnos; el último año incrementó casi un 20% la cantidad de niños, a partir de la rehabilitación y traslado a su edificio, luego de que se realizaran las obras de remodelación y restauración, que llevaron casi cuatro años. Durante ese período, las clases se dictaron en instalaciones adaptadas de la Asociación Israelita.

Su matrícula no responde a su radio censal. Tiene niños de distintos barrios y de localidades como San Benito, Oro Verde y Colonia Avellaneda. “Es que más allá de que los padres se fueron a vivir allá, siguen viniendo porque quieren terminar la escolaridad en la escuela. Son muy pocos los chicos que tenemos de nuestro radio censal”, indicó la directora.

***
Población


En el país, se estima que hay más de 500.000 sordos e hipoacúsicos. Se estima, según el último censo, que es la tercera población con discapacidad, detrás de quienes tienen alguna discapacidad motora y visual.

***
Números


-519 la matrícula actual de alumnos. 
-17 los casos de integración de niños.

Comentarios