La Provincia
Miércoles 18 de Febrero de 2015

Allende: “Ilarraz no está obligado a venir”

El querellante señaló que al imputado le asiste ese derecho. “No infringiría la ley”.

Uno de los querellantes de la causa  donde se investigan los abusos denunciados por siete exseminaristas contra el cura Justo José Ilarraz, sostiene que el imputado no está obligado a someterse a la pericia psicológica y física, solicitada en su momento por la jueza Paola Firpo, quien lleva adelante la investigación. “No tiene la obligación de presentarse, tranquilamente puede   elaborar un escrito donde argumente porqué no lo va a hacer”, sostuvo en declaraciones a UNO el abogado Marcos Rodríguez Allende. Contrariamente a lo que había planteado el fiscal Francisco Ramírez Montrull, en relación a la decisión del cura de presentarse o no a la pericia fijada para los primeros días de abril, el querellante entendió que en torno al tema existe un error de interpretación. “Es un derecho que le asiste, porque no es un sujeto de prueba y tampoco estaría infringiendo la ley. Es una discusión eterna”, resaltó en su fundamentación.


En función de plantear un posible escenario, Rodríguez Allende consideró que es probable que Ilarraz acuda a  la pericia, “se siente ante el psicólogos y psiquiatras y no diga nada”. Aclaró que cuando se trata de delitos por abuso sexual “lo que se hace no es una presunción de culpabilidad”.


Por otra parte, el penalista deslizó que se insistirá para que la jueza  fije fecha para la indagatoria de Ilarraz, una medida demorada desde que se inició la instrucción cuando la causa estaba en manos del juez Alejandro Grippo. Ahora que la investigación cobró un nuevo impulso, a partir de la citación de Ilarraz, la  jueza Paola Firpo dispuso la citación de dos nuevos testigos: entre ellos se encuentra el decano de la sede Paraná de la Universidad Católica Argentina (UCA) Luis Anaya, y además del secretario privado del arzobispo Juan Alberto Puiggari, el sacerdote Mario Gervasoni.

 

Solicitarán información

 


Las siete víctimas que denunciaron   al cura Justo José Ilarraz por abusos sexuales cometidos en el Seminario de Paraná, a finales de la década del 80 y principios de los 90, se constituirán en el juzgado de Transición N°2, a cargo de Paola Firpo, para solicitar acceso al expediente de la causa caratulada “Ilarraz Justo José s/Promoción a la corrupción agravada”, según aseguraron a UNO fuentes vinculadas a la causa que se instruye en la Justicia entrerriana. Como la información respecto de los avances en la investigación está restringida a los querellantes, por decisión de la magistrada, los denunciantes se vieron obligados a presentarse en forma voluntaria los martes y viernes en su despacho del palacio de Tribunales, a raíz de que durante esos días los jueces emiten resoluciones y sentencias. Es tanto el celo de la jueza respecto a lo que se pueda filtrar de la causa penal, que antes de la feria judicial había negado a los tres querellantes -que ahora se unificaron- el acceso al expediente, cuando los letrados quisieron indagar la declaración escrita de los obispos.


 Cabe recordar que el 30 de diciembre la jueza había participado de una reunión con las víctimas, querellantes y el sacerdote Leonardo Tovar, quienes accedieron a las respuestas del arzobispo Juan Puiggari y del prelado Estanislao Karlic.

 

 

Comentarios