Allanamientos
Sábado 01 de Octubre de 2016

Allanamientos por robo en Santa Lucía

Hay nombres pero faltan más pruebas para esclarecer el arrebato tras el cual falleció María Urroz

En el marco de la investigación por el robo que sufrió hace una semana la empleada de Casa de Gobierno María Urroz en la puerta de su casa, en calle
D'Agostino y Salvador Calí de Paraná, la Fiscalía ordenó una serie de allanamientos en busca de elementos de prueba para ubicar a los responsables del hecho, tras el cual la víctima falleció por una descompensación cardíaca.
La investigación a cargo del fiscal Juan Malvasio, quien cuenta con la colaboración del personal de la División Homicidios, tiene en carpeta los nombres de algunos posibles sospechosos, pero aún son pistas sin pruebas concretas que permitan alguna detención.
En este sentido, ayer poco antes del mediodía se realizaron dos allanamientos, uno en calle División de los Andes y Newbery y otra en Newbery y Rancillac. Las viviendas eran las sindicadas como posibles domicilios de dos sospechosos. El objetivo era encontrar la moto utilizada en el arrebato, y otros elementos como prendas de vestir similares a las descriptas por la víctima y testigos. Pero no se encontró nada de relevancia en este sentido. De todos modos, la búsqueda seguirá con nuevas medidas en los próximos días.
La propia Urroz antes de morir había llamado al 911, y a quienes la asistieron les relató que pasaron dos hombres en una moto; uno de ellos se bajó y le arrebató la cartera, y luego se escaparon del lugar. Luego la mujer se descompensó mientras hablaba por teléfono con la Policía y falleció poco después en el hall de entrada de su vivienda, en medio de una larga espera de la ambulancia, de unos 30 minutos. La autopsia confirmó la causa de la muerte por la descompensación. Por esto, el legajo del fiscal está caratulado como Robo simple, ya que penalmente no se puede atribuir la muerte a los ladrones.
El hecho conmocionó al barrio Santa Lucía, que hacía un tiempo venía siendo afectado por la inseguridad y ahora esperan que se refuerce la custodia policial.

Engaño y asalto en Almafuerte
Una mujer relató en Facebook el robo sufrido el miércoles a la siesta en Paraná.
‎Alicia Raquel Fernández‎ contó que iba con su marido en auto por avenida Almafuerte, a la altura de El Charrúa, cuando una mujer pedía auxilio por su hermano descompuesto. Los subieron para llevarlo al hospital, pero luego le pidieron que doblara en calle Saraví para ir a la casa de la madre. Allí terminó la actuación: lo tomaron del cuello al conductor y les reclamaron la plata. Huyeron con dinero y un celular.

Comentarios