Mundo
Jueves 15 de Enero de 2015

Alerta máxima en Bélgica tras el asesinato de dos presuntos terroristas que planeaban un atentado

Los sospechosos fueron abatidos por la policía belga tras un intenso tiroteo. Además arrestaron a otro individuo, mientras investigan si pertenecen a una red del Estado Islámico en Siria.

Fuerzas de seguridad belgas mataron hoy a dos sospechosos de terrorismo vinculados con Siria en un tiroteo en la ciudad de Verviers, además de arrestar a otro en lo que dijeron fue la desarticulación de un importante atentado que planeaban contra edificios de la policía, informaron las autoridades.

La redada se da en medio de una cacería internacional por los posibles cómplices de los agresores que asesinaron a 17 personas en Francia la semana pasada antes de que la policía los matara a tiros. Esos atentados, realizados por hombres que aseguraron ser leales al grupo Estado Islámico en Siria y a la rama de Al-Qaeda en Yemen, han aumentado los temores de más ataques en toda Europa.

El magistrado Eric Van der Sypt dijo en Bruselas que no se ha establecido ningún vínculo entre estas personas y los ataques en París, al tiempo que agregó que la operación fue resultado de una investigación que se inició hace semanas

Los individuos abrieron fuego de inmediato contra los agentes cuando éstos se les acercaron cerca de la estación de trenes de la ciudad, dijo el magistrado. Hubo un tiroteo intenso que duró varios minutos en un piso elevado del edificio en Verviers donde se desarrolló la operación, el cual parece ser residencial.

"Eran hombres muy bien armados'' con armamento automático, dijo Van der Sypt. Los edificios de la policía eran el blanco de un ataque esperado en las próximas horas o días, señaló.

"Esperamos arrestar a más personas'', dijo. Ningún policía fue lesionado o muerto en el enfrentamiento, que ocurrió en la hora de mayor tráfico en un vecindario muy transitado. Verviers, un ex poblado industrial con cerca de 56.000 habitantes, incluida una importante comunidad de inmigrantes, se encuentra aproximadamente a 125 kilómetros (80 millas) al sureste de la capital, Bruselas.

El magistrado dijo que se están realizando más operativos antiterroristas en la región de Bruselas y en Verviers. Agregó que el nivel de amenaza terrorista en Bélgica ha sido elevado a su segundo mayor nivel. La operación forma parte de una investigación de extremistas que regresan de Siria, dijeron las autoridades.

Testigos que hablaron con la radio belga RTBF describieron varias explosiones, a las que siguieron disparos en el centro de Verviers, cerca de una panadería y en el vecindario donde está la estación de trenes. Un video subido a internet mostró lo que parecía ser el operativo, en que se veía una vista de un edificio en medio de explosiones, disparos y sirenas, así como un incendio.

Previamente el jueves, las autoridades belgas dijeron que estaban investigando posibles vínculos entre un hombre arrestado en la sureña ciudad de Charleroi por tráfico ilegal de armas y Amedy Coulibaly, de quien fiscales dicen mató a cuatro personas la semana pasada en un mercado parisino de alimentos judíos.

El hombre arrestado en Bélgica "alega que quería comprar un vehículo a la esposa de Coulibaly'', dijo Van der Sypt. "En este momento es el único vínculo entre lo que sucedió en París''. Van der Sypt dijo que desde luego que prosiguen con la investigación.

En un principio el hombre se presentó ante las autoridades y dijo que había estado en contacto con la pareja de Coulibaly para comprarle un vehículo, pero fue arrestado después que registraron su vivienda y hallaron suficientes señales de tráfico ilegal de armas.

Un vínculo belga aparecía en una investigación delictiva francesa de 2010 sobre un frustrado plan terrorista en el que Coulibaly fue uno de los conspiradores declarados culpables. Entre quienes tramaron el ataque se encontraba un contacto del área de Bruselas que se suponía proveería las armas y las municiones, de acuerdo con documentos judiciales franceses obtenidos por The Associated Press.

Varios países participan en la cacería de posibles cómplices de Coulibaly y los otros dos agresores en los atentados en Francia.

En España, las autoridades dijeron que Coulibaly trasladó a su concubina de Francia a Madrid el 31 de diciembre y estuvo con ella hasta que la mujer tomó un vuelo el 2 de enero a Estambul.

La Audiencia Nacional de España indicó en un comunicado que estaba investigando lo que Coulibaly hizo en la capital española con su esposa, Hayat Boumeddiene, y una tercera persona que no fue identificada pero se sospecha que ayudó a Boumeddiene a trasladarse de Turquía a Siria.

Francia está en ascuas desde los ataques de la semana pasada, que iniciaron el 7 de enero en la sede del semanario satírico Charlie Hebdo. El periódico, amenazado repetidamente por sus caricaturas del profeta musulmán Mahoma, enterró a varios de sus trabajadores asesinados el jueves incluso mientras reimprimía otra edición semanal con Mahoma en su portada.

Funcionarios de Defensa dijeron el jueves que Francia estuvo bajo una agresión cibernética sin precedentes con 19.000 ataques lanzados después de los atentados terroristas más sangrientos del país en décadas, frustrando a las autoridades mientras trataban de impedir más actos de violencia.

El presidente francés Francois Hollande insistió el jueves que cualquier acto de agresión hacia los musulmanes o los judíos debe ser "duramente castigado''. Indicó que los millones de musulmanes en Francia deben ser protegidos y respetados, "de la misma forma que ellos deben respetar a la nación'' y sus valores estrictamente laicos.

Comentarios