Mundo
Jueves 02 de Abril de 2015

Al menos 15 víctimas fatales en un ataque terrorista a una universidad en Kenia

Pistoleros enmascarados irrumpieron en el campus universitario en la localidad de Garissa y dispararon indiscriminadamente. Hay casi 30 heridos, muchos de gravedad.

Al menos 15 personas fallecieron en el asalto a una universidad en la localidad de Garissa, en el este de Kenia, dijo un trabajador de la morgue, añadiendo que otros 60 habrían resultaron heridos.
El trabajador vio como los fallecidos llegaban en ambulancias. Habló bajo condición de anonimato porque no estaba autorizado a hablar con la presa.

Pistoleros enmascarados atacaron el campus universitario el jueves por la mañana y dispararon indiscriminadamente en las residencias matando al menos a dos personas e hiriendo a otras 29, dijo la policía. El ataque tenía las señas de identidad de un grupo extremista islámico somalí.

Estudiantes aterrorizados salían corriendo de los edificios, algunos de los muchachos sin camisa, mientras los policías que llegaban a la zona se agachaban para ponerse a cubierto. Los atacantes habían disparado a los guardas, originando una ``feroz balacera'' con los agentes que custodiaban los dormitorios, dijo el Servicio Nacional de Policía del país dijo en una declaración por escrito.

Los asaltantes lograron entrar en los alojamientos del colegio universitario Garissa, elevando la posibilidad de una toma de rehenes.

El Centro de Operaciones del Desastres Nacionales de Kenia dijo que 29 personas heridas durante el asalto ingresaron en un hospital local, cuadro de ellos en estado crítico. La mayoría tenían heridas de bala, dijo el centro.

Policía y ejército rodearon los edificios y estaban tratando de asegurar la zona, explicó el agente Musa Yego a la Associated Press.

Abass Gulett, jefe de Cruz Roja en Kenia, dijo que los enfrentamientos seguían mientras las fuerzas de seguridad intentaban recuperar el control de algunos edificios universitarios controlados por los pistoleros. ``Entendemos que (las fuerzas de seguridad) han asegurado algunos bloques de la universidad'', explicó.

El Centro de Operaciones del Desastres Nacionales dijo en Twitter que tres de los cuatro dormitorios fueron evacuados y que los asaltantes estaban acorralados en uno. No hubo más detalles disponibles y las Fuerzas de Defensa de Kenia rodeaban la zona, dijeron periodistas, impidiéndoles el acceso.

El norte y el este de Kenia, que limitan con Somalia, se han visto afectados por ataques atribuidos al grupo islamista radical somalí al-Shabab, vinculado a Al Qaeda. Los insurgentes prometieron venganza por el envío de soldados keniatas a Somalia.

Kenia envió tropas al país vecino en 2011 para combatir a los extremistas de al-Shabab luego de ataques transfronterizos.

El mes pasado, al-Shabab dijo ser responsable de ataques en el condado de Mandera, en la frontera somalí, en los que murieron 12 personas. Cuatro de ellas fallecieron en un asalto al convoy del gobernador de la región, Ali Roba.

Al-Shabab llevó a cabo ataques a gran escala en Mandera el año pasado. Los radicales secuestraron un autobús e identificaron a 28 no musulmanes a los que obligaron a tumbarse en el suelo antes de dispararles en la cabeza. Diez días después, 36 trabajadores no musulmanes de una cantera fueron asesinados por los insurgentes.

Las estadísticas policiales apuntan que 312 personas murieron en ataques de al-Shabab en Kenia entre 2012 y 2014. En ese mismo periodo, 38 personas fueron asesinadas y 149 resultaron heridas en Garissa.

Comentarios