La Provincia
Viernes 28 de Octubre de 2016

Afirmaron que son necesarios más vuelos entre Paraná y Buenos Aires

La capital entrerriana es la única en la región que tiene una sola frecuencia aérea. El servicio habitualmente llega y se va completo

Todos los días, excepto los sábados que no opera, un avión Embraer de Austral parte a las 19.15 desde el aeroparque Jorge Newbery, en Buenos Aires, y una hora más tarde aterriza en el aeropuerto de Paraná. La misma nave retorna a las 20.55. Con una capacidad cercana a los 100 asientos, va y vuelve prácticamente con el pasaje completo.

Hoy las provincias vecinas tienen más de una frecuencia diaria, pero Paraná no. La comodidad de llegar a destino en una hora y no en seis o siete como sucede si se viaja en micro, es un aliciente para que cada vez más personas opten por este tipo de transporte, donde además si el boleto se saca con anticipación no reviste gran diferencia de precio, y se puede pagar en 12 o 18 cuotas sin interés: viajar en colectivo con servicio cama suite cuesta 1.700 pesos ida y vuelta, cuando sacando el pasaje con anticipación se consigue a unos 1.800 pesos, o incluso menos, y puede pagar en 12 y hasta en 18 cuotas sin interés.

Frente a una demanda que se incrementó notablemente y atento a las posibilidades de que una mejor comunicación puede generarle beneficios a la provincia, el diputado Daniel Ruberto presentó un proyecto de resolución para solicitar a la compañía aérea que incremente la frecuencia de los vuelos que une la capital provincial con Buenos Aires. "Hace falta, porque es un servicio del que dispone la gente de Paraná y su zona de influencia, como Crespo, Diamante y otras ciudades, y también quienes viven en Santa Fe, que según la zona donde estén les queda más cerca el aeropuerto de Paraná que el de Sauce Viejo; además llegan rápido por autopista y no sufren embotellamientos, como suele suceder en el aeropuerto santafesino", señaló a UNO el legislador, quien confió en que la iniciativa tenga un dictamen favorable.

Ruberto afirmó que es tal la demanda que tiene el servicio en Paraná, que muchas veces si no se reserva con una antelación a los siete días no se consigue pasaje, y opinó: "Creo entonces que la Secretaría de Transporte de la Provincia tiene la obligación de pedir a la aerolínea más frecuencias, ya que además esto genera mayores posibilidades para el desarrollo del turismo de la zona, y que los empresarios puedan viajar a Buenos Aires a visitar o promocionar su industria o a conocer otras allá. El avión se utiliza mucho y redunda en un mayor movimiento comercial si en vez de venir 100 pasajeros vienen 200 y eso es muy importante".

"La aerolínea accederá a este pedido o no, a medida que haya posibilidad de equipo, pero creo que nosotros estamos para peticionar lo que creemos que sería bueno para la economía de la ciudad, el bienestar de sus habitantes y para que se potencie el perfil turístico. Hasta hace unos años éramos la única capital de la provincia que no tenía vuelos a Buenos Aires y lograr que se implementen significó un gran progreso", dijo el diputado provincial.



***
Mayor movimiento


Ricardo Coiz es el jefe del aeropuerto de Paraná y depende de la Administración Nacional de la Aviación Civil (ANAC) y en referencia a la demanda de mayores frecuencias de vuelo, señaló: "El avión que viene de Buenos Aires llega completo y se va completo. El único día que no opera es el sábado. La fisonomía del aeropuerto cambia totalmente a la mañana, cuando hay vuelos privados y militares, que de de tarde, donde hay más movimiento y se llena de gente por el vuelo de Austral. Le da otra dinámica", dijo, y agregó: "Lo ideal sería que haya también un vuelo a la mañana, aunque sea dos o tres veces por semana".

Coiz comentó que tiene pautada una reunión en breve con el ministro de Turismo de Entre Ríos, Adrián Fuertes, y con funcionarios de la cartera de Turismo de Paraná; en la que invitaron a participar también a referentes de la aerolínea en la capital provincial y en Santa Fe para gestionar un pedido alusivo. "Se están haciendo pedidos a la compañía pero por separado, y lo mejor, para que tenga más fuerza, es que se haga un solicitud en conjunto para que agreguen otro vuelo", opinó. Por otra parte, destacó la comodidad en los accesos: "El acceso al aeropuerto de Paraná desde Santa Fe es súper práctico: se sale por el Túnel, se viene por el acceso, se ingresa a Caputo, sin posibilidad de perderse".

"En lo que estamos trabajando es en pedir a la Municipalidad más luminarias desde calle Jorge Newbery al aeropuerto, ya que es una zona bastante oscura; los que no conocen vienen a una velocidad un poco excesiva y pasando el aeropuerto está el barrio El Radar, donde hay carros y gente caminando, así que hay que debemos contar con más iluminación", concluyó.


***
La situación de los otros dos aeropuertos

En Entre Ríos hay otros dos aeropuertos a cargo de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC): uno está en Concordia y otro en Gualeguaychú. Hace años que en ninguno operan vuelos comerciales, sino solo particulares o militares, y no hay proyecto de que vuelva a implementarse una línea regular del Estado para pasajeros, al menos por ahora.

Héctor Abalde, jefe del aeropuerto de Concordia, comentó a UNO que el promedio de vuelos en este espacio es de 3.200 por año y la mayoría son vuelos chárter que generalmente llegan desde Buenos Aires. Se trata de aquellos en los que se alquila un avión a una aerolínea con el fin de no ajustarse a los horarios de las rutas comerciales o para llevar un grupo de personas en exclusiva, y a Concordia llega gente que compra un servicio a alguna agencia de caza y pesca y los traen en un avión de este tipo.

En Gualeguaychú también operan vuelos particulares, pero la situación de este aeropuerto es complicada: antes del viernes debe presentar un proyecto para reparar la carpeta asfáltica de la pista, si no corren el riesgo de que lo clausuren. Así lo manifestó a UNO Eduardo Nicolás Garbino, a cargo del lugar, quien explicó que hace unos años se proyectó el arreglo, se hizo una licitación, pero finalmente no se concretó porque una decisión política así lo determinó.

"Nuestra situación ahora está en 'terapia intensiva'", dijo Garbino y agregó: "En marzo se hizo una inspección técnica y se resolvieron las falencias, menos el reasfaltado de la pista. Le entregué una carpeta al gobernador Gustavo Bordet informándole la situación crítica de la pista. El aeródromo de Gualeguaychú es uno de los tres que hay en toda Entre Ríos, y es el segundo en importancia y equipamiento y no podemos permitirnos perder una pista".

Comentarios