La Provincia
Viernes 29 de Julio de 2016

Afianzan los criterios para ubicar el nuevo aeropuerto

Afirmaron que una vez resuelto el proyecto, la financiación y el llamado a licitación, en un año y medio podrán concretar la obra para la terminal aérea conjunta entre Paraná y Santa Fe

Las alternativas de ubicación del nuevo aeropuerto para Paraná y Santa Fe se dan en función de la dinámica hídrica del sector y la decisión apunta hasta el momento a una zona de isla sobre el río Colastiné –antiguo Tiradero de la Balsa-, que se uniría luego a tierra a través de un pequeño puente.

El secretario de Proyectos Estratégicos de la Municipalidad de Paraná, Eduardo Barbagelata, recorrió el miércoles los lugares donde podría funcionar en un futuro no muy lejano el nuevo aeropuerto que unirá a las ciudades de Paraná y Santa Fe. Habrá que recordar que entre las dos ciudades también se trabaja en una nueva conexión vial, se trata de un puente cuya cabecera en la capital provincial estará a la altura de la Toma Vieja.

"Hubo una reunión en la Municipalidad de Santa Fe con algunos expertos que ya habían estudiado alternativas de ubicación en función de la dinámica hídrica de la zona. Una vez definido ese tema, se tomó la decisión de elegir un lugar que está pasando el río Colastiné, a mano izquierda, en el sentido Paraná–Santa Fe en una zona de islas", detalló Barbagelata.

Tras el encuentro, funcionarios de los municipios de Paraná y Santa Fe recorrieron la zona mencionada y dialogaron con integrantes técnicos del órgano de control de los aeropuertos de Argentina.

Al referirse a las obras a ejecutar para la construcción del aeropuerto, que estará a unos 10 minutos en vehículo desde la capital provincial entrerriana, Barbagelata indicó que de confirmarse ese sitio en la isla, deberán hacer un puente chico en la zona del Tiradero viejo de la Balsa, con un camino de unos 300 metros para conectar con tierra firme desde la isla.

El aeropuerto será internacional y permitirá, al unir dos poblaciones grandes de capital de provincia y zonas cercanas, el desarrollo de una mayor fluidez en vuelos de cabotaje a diferentes puntos del país como Buenos Aires, Salta, Jujuy, Rosario y Mendoza.

En cuanto a los tiempos del proyecto, Barbagelata, señaló que una vez obtenido el respaldo financiero y determinada la ubicación, deberán realizar el proyecto ejecutivo -que demandará seis meses de desarrollo-, para luego llamar a licitación. "La obra se ejecutaría en un año o año medio", agregó.

La iniciativa de construir el aeropuerto fue a instancias del ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, que ante la futura construcción del enlace vial entre Santa Fe y Paraná propuso construir un aeropuerto en común entre las dos capitales. "Apoyamos la iniciativa y nos pusimos a trabajar en el proyecto entre las dos ciudades capitales", finalizó el funcionario.

El nuevo aeropuerto, de concretarse, podrá resolver necesidades de la zona.

Comentarios