Túnel subfluvial
Martes 22 de Noviembre de 2016

Advierten que el Túnel correrá peligro si hacen el puente cerca

Juan Carlos Bozzetti fue uno de los buzos que participaron en su construcción, afirmó que las bases crearán una erosión que lo afectará

Desde que se anunció la construcción de un puente para unir a las ciudades de Paraná y Santa Fe y descomprimir de alguna manera el paso por el túnel subfluvial Uranga-Sylvestre Begnis, surgieron diversas posturas acerca de cuál es el lugar donde debe erigirse la obra. En el debate intervinieron diversos actores sociales, argumentando y defendiendo distintas posturas y ubicaciones.
Finalmente, hace casi un mes anunciaron que se llegó a un acuerdo en torno al enlace vial. De acuerdo a lo informado por los intendentes de Paraná, Sergio Varisco, y de Santa Fe, José Corral, la cabecera en la capital entrerriana estará emplazada en la zona de Toma Vieja, y en la vecina provincia estará en un tramo de la autovía 168.
Las objeciones no se hicieron esperar y hubo quienes afirman que la decisión es desacertada, por diversos motivos. Más allá del impacto social que tendrá situar el puente en estos puntos, hay quienes advierten que al quedar ubicado a una distancia cercana al Túnel podría hacer peligrar su estructura.
Juan Carlos Bozzetti es uno de los profesionales que sostienen esta premisa. Si bien en la actualidad está jubilado, trabajó 47 años como buzo especializado y fue uno de los encargados de colocar los tubos que hoy forman parte del Túnel en el año 1968. También participó en obras de gran envergadura en la Argentina y en el extranjero, en países como Arabia Saudita, el sultanato de Omán, Paraguay y Uruguay, entre otros.
"Yo estoy abriéndoles el paraguas sobre este tema, porque si hay una creciente extraordinaria las bases del puente pueden afectar al Túnel, porque estarían muy cerca. Hay medidas de seguridad para preservarlo, por eso por ejemplo, hay una prohibición de Minería que establece que no se puede sacar arena ni nada aguas arribas del Túnel, a 500 metros o un poco más, en esa zona", dijo, y explicó: "Las bases del puente van a ir produciendo una erosión que va a generar un dragado. Aún sin estar las bases, eso ya ocurrió antes, provocando una grieta en el Túnel, por lo que hubo que ponerle unas mantas para defenderlo. Si ponen las bases del puente en la parte donde corre mucha agua, donde se forma un cuello de botella, va a significar un riesgo".
A su vez, Bozzetti señaló: "Donde piensan hacer el puente es un sector más ancho, pero después se angosta mucho y eso hace aumentar la velocidad del agua. Con las crecientes el agua corre más rápido aún y también aumenta la erosión que produce. A esto lo estuve conversando con el intendente Varisco y le comenté sobre este riesgo para el Túnel. Me respondió que no sabía eso, pero igual siguen adelante con el proyecto", relató a UNO.

Opciones
Bozzetti afirmó que la mejor alternativa es construir el enlace en el trazo Diamante-Coronda.
"Ese trazo es ferrovial, que es lo que pide Nación. En cambio el que proyectan hacer podrá ser usado únicamente por automóviles y otros vehículos", indicó, y aseguró: "Pienso que dentro de las opciones que se contemplaron, la mejor sería esa. La otra era la de Bajada Grande, pero ahí pasaría lo mismo que ocurrió con el puente de Corrientes, que lo hicieron cerca de una curva y cuando viene un convoy se lo choca".
El profesional fue crítico con respecto a la definición que tomaron las gestiones de los intendentes de ambas provincias: "A la obra hay que hacerla y hay que buscar el mejor lugar. Pero con la dirigencia política siempre pasa lo mismo: ellos hacen las cosas y después vienen los problemas. La parte política tiene que ocuparse de que se gestione una obra, se consiga, se haga. Pero pienso que es la parte técnica la que tiene que determinar dónde es conveniente y dónde no", opinó.
También se refirió a los proyectos inmobiliarios que se impulsan en torno a la construcción del enlace: "Escuché en un reportaje a gente del sector que comentaba que de acuerdo a la vista que van a tener construirán casas bajas al frente y edificios altos atrás. O sea que el negocio está hecho y a quien lo hace le importa ese aspecto. Lo que yo estoy defendiendo es el Túnel, que es un beneficio para todos y no solo para una persona o un barrio".
Por último, aseguró que preservándolo como corresponde, el Túnel tendrá una extensa vida útil: "El tubo está enterrado a 12 metros, más tres de arena que tiene arriba; la arena que está al costado del Túnel está vibrada. Además, le pusimos en dos etapas las mantas, que cubren el Túnel, que son de 100 metros de largo", reseñó sobre la gran labor realizada sobre una obra de ingeniería que es modelo en el mundo.

La nueva obra que unirá a Paraná y Santa Fe
De acuerdo a lo anunciado por los intendentes de Paraná y Santa Fe, Sergio Varisco y José Corral, la obra se licitará el año que viene y en 2018 comenzará su ejecución. Se informó también que el financiamiento de la obra es íntegramente nacional: "Es un compromiso del presidente Mauricio Macri durante su campaña electoral, y lo fue ratificando. La partida presupuestaria va a estar para 2018", afirmó Sergio Varisco. El monto estimado de inversión será de unos 900 millones de dólares, y creen que por sus características la construcción podría demandar alrededor de cuatro años: estaría listo en 2022.
Por otra parte, también se indicó que en Paraná no solo se hará la obra del puente, sino que también habrá una circunvalación que unirá las rutas 12 y 18, según señalaron los funcionarios.
Entre los detalles técnicos, se difundió que el puente principal será atirantado, tendrá una moderna tecnología constructiva, con una luz libre central de 350 metros y una altura de 35 sobre el nivel del río. En los estudios fue analizado el tránsito fluvial de barcazas habituales en esa zona.
Además, se prevé la construcción de cuatro calzadas de circulación, dos en cada sentido y un separador central, donde se alojará un solo plano de obenques con estructuras transversales soportando ambas calzadas.
El enlace físico del lado Santa Fe estará compuesto de terraplenes, puentes en las islas, distribuidores viales y cruces ferroviarios hasta conectar con la circunvalación de la ciudad, que dará conexiones con las rutas a Córdoba y Rosario, fundamentalmente.
Los viaductos de acceso serán de dos tramos de 90 y 140 metros, respectivamente, hasta el puente principal, y del lado Entre Ríos los viaductos será dos de 90 metros cada uno.

Comentarios