La Provincia
Lunes 27 de Julio de 2015

Adjudicatarios de viviendas de IAPV de Federal levantaron el corte de la ruta nacional 127

Funcionarios del Gobierno se comunicaron con los vecinos y llegaron a un acuerdo para destrabar el conflicto originado por las numerosas deficiencias que presentan las unidades habitacionales entregadas por IAPV. 

Vecinos del barrio IAPV 50 Viviendas de Federal, que esta mañana cortaron la ruta nacional N° 127 en protesta por las numerosas fallas que presentan las unidades habitacionales, levantaron la protesta tras mantener un contacto con funcionarios del Gobierno. 

Según indicaron a UNO los manifestantes, el ministro Humberto Bahl se comunicó con Saucedo y le pidió plazo hasta el miércoles para brindar soluciones a los reclamos.  

Los vecinos, que cortaron la ruta en lapsos de media hora hasta este mediodía, indicaron que si no tienen soluciones volverá a la 127 el miércoles. 

Hace casi dos meses recibieron las llaves de su vivienda propia y una vez instalados advirtieron numerosas fallas en las viviendas, además de la falta de servicios.
Muchas casas tienen grietas en las paredes, hay ventanas rotas y, con las primeras lluvias se notaron filtraciones en los techos y los patios se inundaron por falta de caños de desagote. Los pozos negros, no sólo que se rebalsan y deben ser desagotados cada semana sino que, además, muchos se desmoronaron. No hay asfalto ni cordones cunetas por lo que el ingreso y egreso al barrio en días lluviosos es prácticamente imposible.
Según el relato de los manifestantes, un vecino dejó en el techo de su casa unos perfiles y con el peso el techo cedió; a otro se le cayó el tanque de agua que estaba mal calzado y rompió parte de la vivienda.
Ariel Saucedo, uno de los vecinos damnificados indicó a UNO días atrás que no sabían a quién dirigir sus reclamos ya que “todos los involucrados se pasan la bolilla”.
Presentaron notas al municipio de Federal y les indicaron que la responsabilidad es de IAPV. Desde el Instituto, por su parte, enviaron un inspector desde la capital entrerriana pero no llegaron las soluciones, desde la empresa federalense Ersa Construcciones, a cargo de la obra, tampoco obtuvieron respuestas y los vecinos están desesperados.
La visita de autoridades del Instituto provincial generó entre la gente del barrio la ilusión de que las reparaciones llegarían pronto, pero sólo se cambiaron las luminarias que no funcionaban.
Por su parte, dese el organismo provincial señalaron que no se trata de problemas estructurales como argumentan los vecinos sino de problemas que pueden repararse. 
Lo que más preocupa a la gente del lugar es que los días corren sin soluciones y una vez vencido el plazo de seis meses que dura la garantía, ya no podrán reclamar problemas estructurales que a simple vista se pueden comprobar.

Comentarios