La Provincia
Lunes 21 de Diciembre de 2015

Adicciones: otra mirada con diálogo, contrastación y debate

En Paraná el Programa Enterate es una propuesta de articulación entre el Centro Huella y las instituciones educativas en el marco de la promoción de la salud y la prevención "inespecífica" de las adicciones.

"El programa Enterate pretende aportar una mirada y una lectura diferente desde el marco de la salud mental, para desarrollar actitudes, saberes, valores y prácticas que contribuyan a promover estilos de vida saludables en personas con riesgo de consumo problemático de sustancias", escribieron los integrantes del proyecto que nació en el Centro Huella de Paraná que es una institución de Salud Pública y Centro de referencia en el abordaje clínico-territorial de las adicciones.
Cerrando el año Enterate, que lleva dos años de trabajo, tiene como coordinadores, los profesionales Luciana Hatt y Germán Saavedra.

“Lo que nosotros tratamos de hacer es convocar a los alumnos, a los directivos y a los docentes a pensar alternativas, modos de afrontar ésta problemática dentro de la institución. Esta convocatoria tiene como finalidad a largo plazo la inclusión y participación de los distintos actores institucionales en un proceso destinado a pensar y diseñar acciones preventivas dentro de la escuela y que ellos mismos puedan sostenerlos. En la Escuela Tabaré, por ejemplo, surgió la idea de convocar a los chicos a talleres de música o arte.”
Como estrategia metodológica el programa aborda la prevención del consumo problemático desde una mirada inespecífica lo que implica darle relevancia a aquellos factores que intervienen en la creación y sostenimiento de un vínculo problemático con las sustancias en determinado momento de la vida de la persona dentro de su contexto vincular. Se llevan a cabo tres encuentros con modalidad de taller con los alumnos y uno con los docentes y directivos. Este año trabajaron con estudiantes que tienen entre 16 y 18 años en algunas escuelas públicas de la capital entrerriana.
“Entre otros objetivos, desde el Programa nos proponemos apuntar a la reducción de daños y riesgos, partiendo de la idea de que probablemente puede ya estar presente el consumo de alguna sustancia”, reconocieron.
Para los profesionales del Enterate no hay una receta que pueda ofrecer una respuesta o solución infalible, “intentamos generar una actitud crítica en los chicos y los docentes. Para esto, utilizamos a modo de herramienta un cuestionario que elaboramos cuidadosamente para trabajar sobre las representaciones y diferentes discursos relacionados con la problemática presentes en el grupo. El debate entre ellos es lo más enriquecedor e interesante”. Se intenta darles mayor protagonismo a partir de la participación y debate sobre cuestiones que tienen que ver con la realidad que viven en su cotidianeidad”

“También hemos elaborado un listado de intereses para trabajar sobre las actividades de esparcimiento y tiempo libre como una manera de promocionar hábitos saludables. Y ellos se encuentran con una variedad de actividades que pueden hacer por fuera de la escuela que tienen que ver con la participación en grupo, con otras personas, en la comunidad. Hay muchos casos en que los chicos no participan de ninguna otra actividad, sea artística o deportiva. Desde la coordinación se los estimula para que puedan reflexionar sobre esto, que lo debatan con sus compañeros, y sea un disparador para trabajar acerca de su proyecto de vida.”

En Enterate aseguran que  la demanda de las instituciones escolares es un estímulo constante para continuar con la tarea. La idea es colaborar con los docentes y la población adolescente y ofrecer una nueva mirada amplia e inclusiva. "La construcción de otra mirada sobre adicciones conlleva al diálogo, contrastación y debate entre los distintos discursos que intervienen en la temática planteando a su vez ciertos interrogantes que nos permitan ampliar y darle pluralidad a las intervenciones en el orden de la prevención", explicaron. 
Los interesados en realizar consultas pueden dirigirse al Centro Huella que se encuentra ubicado en calle Manuel Gálvez 215 de Paraná en donde  atiende a personas mayores de 18 años y  las puertas están abiertas de lunes a viernes de 7  a 19.

Denominación

Graciela Touzé es la autora del libro Prevención del consumo problemático de drogas, un enfoque educativo que está dirigido a los docentes y contiene ejercicios que apuntan a despojarlos de preconceptos. La presidenta de Intercambios, una asociación civil dedicada a la reducción de daños, explicó: “Muchos creen que consumir es convertirse en adicto o ligan las drogas a los adolescentes, eludiendo que los adultos también consumen”.
En su texto menciona el estereotipo de pensar la droga como un “mal extraño”. “Los esfuerzos deben entonces centrarse en identificarlo, aislarlo, destruirlo. No hace falta así analizar la complejidad social, sus injusticias y la ausencia de perspectivas”, dice el texto.

Comentarios