Policiales
Lunes 13 de Julio de 2015

Acusada de vender droga quedó libre hasta el juicio

La Cámara Federal de Apelaciones de Paraná concedió a Carmen Ledesma el recurso que la deja a la espera del juicio en su casa.

Pasaron 14 meses desde que Carmen Ledesma cayó presa junto a otras personas luego de allanamientos realizados por la Policía en Concordia. La mujer quedó detenida con prisión preventiva y procesada por tenencia de estupefacientes con fines de comercialización. Su defensor pidió que quedara en libertad hasta el juicio, porque pasó mucho tiempo en el encierro y todavía es inocente hasta que exista una condena. La Fiscalía coincidió con el planteo y propuso una caución real. Finalmente, la Cámara Federal de Apelaciones de Paraná concedió el recurso a la imputada, quien ahora espera el día del juicio en su casa.

El 30 de mayo de 2014, personal de Toxicología de la Jefatura Departamental de Concordia llevó adelante varios allanamientos en los barrios Martín Fierro y Cabo 1º Sendrós luego de una investigación, con la orden del Juzgado Federal de Concepción del Uruguay. En los domicilios se halló cocaína, dinero en efectivo y otros elementos de interés para la causa, y se detuvo a cuatro mujeres.

El juez Pablo Seró dictó el procesamiento de las acusadas un mes después, así como la prisión preventiva. Luego de más de un año de aquella medida, y ante la falta de fecha para el juicio oral y público, el defensor de Ledesma, Juan José Buteknica, presentó un recurso de apelación a la medida cautelar y reclamó la excarcelación.

Entre sus argumentos, el abogado sostuvo que al principio de la investigación se sindicaba como sospechosa a la propietaria de la vivienda, Alejandra Ledesma, que no es su defendida, y sin embargo se involucró a Carmen. Teniendo en cuenta que la causa fue elevada a juicio y que la mujer pasó 14 meses presa, planteó el defensor que juega el principio de proporcionalidad.

El fiscal general Ricardo Álvarez señaló que Ledesma fue procesada en una oportunidad como autora por el delito de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización, siendo posteriormente agravada la conducta porque se encontraba en las adyacencias de un establecimiento educativo. Aludió al estado de sospecha y destacó que según los elementos reunidos sitúan a Ledesma como autora del delito, pero que no es seguro que esta situación pueda augurarse como permanente para el futuro. Aseveró que el propio juez es consciente de esto y señaló que la investigación tiene ciertas deficiencias. Por ejemplo, refirió que hay registros que dicen que la imputada no viviría donde fue hallada con el estupefaciente. Además planteó que el juez debería haber citado al esposo de la acusada. Por esto, coincidió en que se deje dejar libre hasta el debate a Ledesma.

Los integrantes de la Cámara Federal de Apelaciones de Paraná, Daniel Alonso, Leandro Ríos y  Aranguren, plantearon respecto del riesgo procesal (peligro de fuga o de entorpecimiento de la investigación) que no logran avizorar en qué consistiría la amenaza para la investigación en el caso que Ledesma recuperase su libertad. “Luce razonable imponer una caución real –un motivo para que la imputada se abstenga de infringir sus obligaciones-, que se deberá fijar en la suma de 10.000 pesos”, establecieron en la sentencia.

“Las modalidades y particularidades del presente caso –la tenencia con fines de comercialización de 19 envoltorios con cocaína de 11,5 gramos- y el tiempo que lleva detenida la imputada, tornan adecuada también desde consideraciones de índole material la excarcelación planteada”, argumentaron. A su vez, cuestionaron que “el tiempo que insumió la instrucción ha excedido ampliamente los plazos previstos por el Código Procesal Penal de la Nación”.

 

Comentarios