Policiales
Viernes 20 de Mayo de 2016

Acorralado, hoy declara Ignacio Laporta sobre la tragedia en el Parque Urquiza

El piloto se defenderá pero no responderá preguntas. Ayer, peritos lo complicaron aún más. 

Hoy será la última jornada del juicio por la tragedia vial ocurrida en 2015 en el Parque Urquiza, donde una joven de 19 años, madre de una beba de 1 y medio, murió como consecuencia del impacto de un auto contra el frente de una casa, que iba a altísima velocidad. El conductor, Ignacio Laporta Ditomasso, está acusado por el homicidio y podría ir a prisión. Ya declararon todos los testigos y lo complicaron respecto de las circunstancias del siniestro vial, tanto en la conducción en sí como en la actitud que tuvo luego del choque, que dejó a una fallecida y cuatro heridos. Por eso, a partir de las 9 dará su versión de los hechos al juez del tribunal unipersonal, Miguel Ángel Giorgio, pero no responderá preguntas de las partes.

En la última jornada de testigos, ayer declaró el perito accidentológico que estuvo encargado de una pericia con una finalidad fundamental: establecer no solo la mecánica del accidente sino también la velocidad a la que circulaba el auto VW Bora antes de impactar en la esquina de Mitre y Santiago del Estero.

El licenciado Sartore, de la División Accidentología Vial (Dirección Criminalística) sostuvo que el vehículo iba a no menos de 163 kilómetros por hora, y explicó los pormenores del trabajo por el cual arribó a esta conclusión. Es más, se cree que podría haber circulado a 180, pero no se pudo confirmar fehacientemente por la deformación del auto por la colisión contra una pared.



Luego declaró la bioquímica Natalia Quevedo, quien fue la encargada de realizar el control de alcoholemia a la sangre extraída a Laporta luego del hecho. La profesional aseguró que los estudios arrojaron que el joven iba con 1,35 gramos de alcohol por litro de sangre. Es decir, iba con casi el triple de lo permitido por la ley, que es de 0,5. Esta prueba se suma a los elementos secuestrados en el auto, confirmado por testigo que observaron la escena, que eran copas y botellas de champagne.

Después fue el turno de declarar del subcomisario Cháves, quien trabaja como segundo jefe de la comisaría primera, y le tocó desempeñarse en el lugar del hecho. El policía recordó que pudo tomar contacto con Laporta y que le llamó poderosamente la atención cómo el conductor estaba preocupado por sacar del auto un celular suyo porque era nuevo. No se sabrá si era eso realmente por lo que estaba tan preocupado el imputado en ese momento, que incluso llegó a discutir fuertemente con uniformados para que lo dejaran entrar al vehículo, pero la misma actitud observada por el subcomisario coincide con lo que en la jornada del miércoles contaron la psicóloga y las psiquiatras que entrevistaron a Laporta: el desinterés total por los demás, en una escena dramática con una persona que había muerto y otros con graves lesiones.



Otros de los testigos que declararon ayer fueron amigos de la víctima fatal, Sofía Pacco Villalba, y otra chica que iba en el auto y sobrevivió, Yamila Lagorio, quienes refirieron circunstancias de esa noche que corroboraron que no conocían a Laporta, sino que se subieron esa mañana al auto porque iban sentados atrás dos conocidos y les pidieron que las acercaran a sus casas.

Por último, dio su testimonio el padre de uno de los pasajeros del auto de apellido Fouces, quien manifestó que acudió al lugar del accidente porque recibió una llamada telefónica de una mujer que nunca supo quién era, y que cuando llegó se encontró con una situación caótica, con gritos y llantos. Ya habían llegado las ambulancias y decidió llevarse a su hijo a una clínica privada de la ciudad de Paraná, aunque al día siguiente lo puso a disposición de la Fiscalía. El adolescente padeció un shock que le impide recordar lo sucedido, pero no sufrió lesiones físicas.

Esta mañana finalizará el juicio con la declaración de Laporta, y el lunes será la etapa de los alegatos de las partes: los fiscales Juan Malvasio y Santiago Brugo, los querellantes Marciano Martínez, Javier Martínez, Juan Silva Velazco, Alberto Salvatelli y Alfio Gette, quienes realizarán distintas acusaciones y pedidos de pena para el imputado, además de la solicitud de condena que hará el fiscal Leandro Dato respecto de otras causas acumuladas por violencia de género contra la pareja del joven. Por su parte, el abogado defensor Marcos Rodríguez Allende hará un pedido de pena condicional, y, como anticipó UNO en su edición de ayer, planteará como estrategia que hubo una responsabilidad compartida en el hecho: tanto de Laporta como de los jóvenes que se subieron al auto por su cuenta y que, por decisión de ellos mismos no se pusieron el cinturón de seguridad.

Comentarios