Homicidio
Viernes 02 de Septiembre de 2016

Aceptó la pena mínima por asesinar a un joven

Jorge Aranda acordó ocho años de prisión por matar a Alejandro Pérez en 2012, en la Circunvalación

El domingo 19 de agosto de 2012 Alejandro Pérez y sus amigos se preparaban para ir a la Fiesta de Disfraces. Por la tarde salió de su casa en el barrio 120 Viviendas para ir a ver a su hija al barrio Circunvalación, cruzando la avenida José Hernández. Pero nunca regresó. Iba en una moto cuando se cruzó con Jorge Aranda, con quien había tenido varios cruces conflictivos, pero esa vez fue el último. El oponente sacó un arma y lo mató a balazos. Alejandro murió a los 19 años.


La familia de la víctima esperó más de cuatro años para saber en qué iba a quedar su muerte. Ayer iba a comenzar el juicio, pero se celebró un acuerdo de juicio abreviado entre las partes, donde Aranda confesó ser el autor del homicidio y aceptó cumplir la pena mínima por el delito, que son ocho años de prisión.


Luego del crimen hubo varias versiones, entre ellas que fue cometido en una disputa por los espacios de estacionamiento de autos para los asistentes a la fiesta, pero esto no fue corroborado. Desde la familia de la víctima negaron que se haya tratado de un ajuste de cuentas.


Luego de dialogar sobre los pormenores de la causa, el Ministerio Público Fiscal y la Defensa oficial, con el consentimiento de Aranda, llegaron a un acuerdo de juicio abreviado. El mismo fue formalizado ayer por la mañana en una audiencia ante el Tribunal integrado por José María Chémez, Miguel Ángel Giorgio y Pablo Zoff. Luego de deliberar y analizar las pruebas del expediente, los jueces darán a conocer el veredicto que homologaría el acuerdo.


La negociación fue beneficiosa para el procesado, ya que además del homicidio tenía acumulada una causa por robo por un hecho ocurrido el 17 de abril de 2013, entre las 22 y las 22.30, cuando el muchacho iba acompañado de un menor y asaltaron a una mujer que descendió del colectivo de la Línea 22, en calles Nogoyá y ruta 18, en San Benito. Teniendo en cuenta que se trató de dos hechos graves, Aranda logró la pena mínima por solo uno de ellos, el homicidio.

Comentarios