Policiales
Jueves 05 de Noviembre de 2015

Abrirán una investigación por el robo de la recién nacida

El director del nosocomio, aseguró que la mujer engañó a la mamá y al personal del hospital. Familiares apuntan a personal del Hospital y piden celeridad en la investigación. 

“Abriremos una investigación para saber qué pasó, es muy grave lo sucedido. Hubo una falla en la seguridad”, reconoció Roberto Quarroz, director del hospital Delicia Masvernat de Concordia, en referencia al robo de una bebé recién nacida ocurrido este jueves por la madrugada en el nosocomio.
El contador Quarroz dijo que la pequeña se reencontrará muy pronto con su madre y aseguró que es muy triste lo sucedido, pero hubiese podido ser peor si no daban inmediatamente con el paradero de la recién nacida.

La beba había nacido poco después del mediodía del miércoles y se ignora las razón por la cual fue secuestrada por una mujer que, al salir del nosocomio, subió a un automóvil Volkswagen Suran verde, en el que se trasladó hasta una estación de servicio y se tomó un remís. Mediante un operativo cerrojo la Policía logró interceptarla en Villa Elisa.
En diálogo con LT15 Quarroz sostuvo que mantuvo una reunión este jueves por la mañana con el personal que se encontraba de guardia al momento de la desaparición de la pequeña. 
"La mujer maquinó muy bien las cosas. Dos veces en el mismo día ingresó a la guardia, aducía fuertes dolores y por eso requería atención ginecológica. Luego concurrió a la zona de Maternidad y le pidió a una de las enfermeras que le caliente una mamadera para su bebé. Estuvo todo el día con esa actitud. Cuando llegó la noche, nuevamente les pidió leche para su hijo, seguro estaba estudiando la situación y cuando tuvo la oportunidad se metió en una habitación y engañó a la mamá. Al pasar muy poco tiempo del último control de las enfermeras a la beba, la madre se alertó”, relató el director del nosocomio.
Al salir de la habitación la mujer se cruzó con unas de las enfermeras. “Me tengo que ir, no quiero esperar más´”, le dijo. Las empleadas pensaron el bebé que llevaba, era al que se había referido la desconocida en las dos ocasiones en que pidió leche para alimentarlo.
El director reconoció que no es normal que una mujer y su hijo se marchen del hospital a esa hora, pero también describió la cantidad de personas que ingresan y egresan por día al lugar y dio detalles de las rondas que realiza el personal de vigilancia. “Hay momentos en que algunos sectores quedan descubiertos, porque el personal realiza recorrido en otras áreas”, especificó.
En relación al policía que se encuentra apostado en la puerta de ingreso al hospital, Quarroz aseguró que el mismo hubiese tenido que controlar las pulseras de identificación. “Evidentemente ese paso no se cumplió. Con la poca información que tenemos, es claro que la mujer tenía todo planeado, debemos averiguar que ardid utilizó para salir sin levantar sospechas”, indicó el consultado.
Quarroz aseguró que a partir de ahora se implementarán mayores medidas de seguridad y restricciones. También sostuvo que se iniciará una investigación para saber cómo sucedieron las cosas. “Veremos las responsabilidades y tomaremos medidas correspondientes”, aseguró.

Se sospecha que la mujer sustrajo la beba para extorsionar a una expareja
Fuentes judiciales confirmaron que la persona que sustrajo la beba es conocida en ámbitos tribunalicios del departamento Colón. La aprehendida fue identificada como Isidora Yesica Acevedo, de 31 años de edad, quien además de la beba sustraída viajaba acompañada de otra hija de corta edad.
Esta mujer fue de inmediato reconocida por funcionarios judiciales de Colón, ya que había protagonizado una resonante causa en dichos tribunales cuando acusó a una expareja de haberla obligado a ejercer la prostitución, lo cual finalmente no habría sido probado.
Héctor Páez, subjefe Policía Departamental Colón confirmó a LT15 que a las 2 de la madrugada en ruta 14 y su intersección con la ruta 130 interceptaron el vehículo en el que se trasladaba la mujer denunciada, junto a una hija de cinco años y la beba buscada", dijo.
Agregó que: “Ante la solicitud por parte de la jefatura departamental de Concordia de detener el vehículo, montamos un operativo y logramos detener a la mujer. En un primer momento la señora insistía en que la beba era su hija. Ahora se están realizando estudios para comprobar la identidad de la pequeña, pero todo coincide en que sería la beba denunciada como robada".
Aseguró también que la mujer aprehendida tiene varios domicilios, pero que en el último tiempo estuvo viviendo en Calabacillas (Concordia). “Tiene tres hijos, todos menores. Estuvo viviendo en San José, en Campana, ahora en Concordia”, especificó.
Con el paso de las horas se conoció que esta mujer había estado reclamándole recientemente a su expareja que le proveyera de dinero adjudicándole un presunto embarazo y un hijo recién nacido. Pero el hombre, que no creía dicha versión, le exigía al menos conocer a su presunto hijo. Es por todo este antecedente que una de las primeras hipótesis apunta a que esta mujer podría haber sustraído a la criatura del Masvernat para seguir con la presunta extorsión a su expareja.
En Concordia la investigación recayó en manos del fiscal José Arias, quien remarcó que en realidad hasta el momento no se descarta ninguna hipótesis para tratar de esclarecer que fue lo que sucedió, en una causa caratulada de “sustracción de menor de edad”, un delito para el cual el Código Penal establece penas de las más duras.

La familia apunta a la complicidad de una mucama
En la tarde del jueves, Micaela y su madre, dialogaron con un medio concordiense, donde vincularon a una mucama del hospital de Masvernat con la mujer que sustrajo a la pequeña ailín.
Así relato de los hechos:

Comentarios