La Provincia
Sábado 01 de Agosto de 2015

Aborto: ¿Qué opinan los candidatos entrerrianos?

Una ronda de consulta a los cinco candidatos a gobernador de Entre Ríos que competirán en las PASO, da a conocer cuál es su postura respecto al aborto.

► Viale
El postulante del Partido Socialista, Lisandro Viale, entendió que “ninguna persona de bien está a favor del aborto como hecho en sí”, pero remarcó que no se puede desconocer que “hay entre 400 y 500 mil interrupciones del embarazo en Argentina, en condiciones de clandestinidad, que provoca la muerte de mujeres jóvenes y pobres fundamentalmente”.

Si bien señaló que se trata de “un tema complejo y muy sensible al tejido social”, sostuvo que “no se puede tapar el sol con un dedo o meter la mugre debajo de la alfombra y desconocer semejante realidad por no querer discutir el tema”. Opinó que es un tema “que debe ser debatido en el seno de la sociedad”.

Hizo hincapié en la necesidad de legalizar el aborto y en ese sentido manifestó su coincidencia con el lema que propone “educación sexual para decidir; anticonceptivos para no abortar; aborto legal para no morir”.

Acusó al Gobierno provincial de tomar este tema “con absoluta liviandad” y cuestionó la postura del anterior Ministro de Salud de la provincia, Hugo Cettour, quien “no permitió que la chiquita de 11 años interrumpiera su embarazo”, recordó. Calificó como “un despropósito” a esa determinación. “Fue una aberración la actitud del Ministro, nos hubiera gustado saber su opinión si esa criatura hubiera sido una nieta, una hija de él”, reflexionó. “Cettour tenía la obligación por ley de haber propendido a la interrupción de ese embarazo y no lo hizo. Buscó la manera, junto al juez, de evitarlo”, señaló y remarcó que se trató de un acto con “un cinismo y una hipocresía superlativa”.

► De Ángeli: “Debate profundo”
El candidato por el frente Cambiemos consideró que la legalización del aborto “precisa de un debate profundo”. Apuntó que está “a favor de la vida” pero aclaró que entiende que “hay posturas distintas sobre este tema” y aseguró que respeta “a quien piense distinto”. Por eso remarcó que no emite “juicios de valor sobre quienes toman una decisión tan dura y dolorosa con la que hay que convivir toda la vida”.

“Necesitamos escuchar las opiniones de todos, escuchar a la gente, a los expertos en la materia y entender qué sería lo mejor para nuestra sociedad. Mediante el diálogo y escuchando, creo que vamos a poder ofrecer la mejor solución a la gente en un tema que divide tanto a la sociedad”, aseveró.

Consultado respecto a cómo se podrían evitar los abortos inseguros, De Ángeli sostuvo que “lo más importante y primordial es proteger la vida de cualquier persona que pueda estar en peligro. Necesitamos utilizar todas las herramientas que tengamos al alcance para evitar cualquier tragedia que pueda traer mucho dolor a las familias entrerrianas”.

En relación a la existencia de organizaciones que brindan asesoría pre y post aborto y, en algunos casos, facilitan el acceso al aborto a las mujeres que así lo quieren, el candidato del PRO dijo: “Es una situación difícil la que tiene que enfrentar una persona que tenga que tomar una decisión tan dura. Es muy doloroso, no me puedo imaginar en ese lugar. Por eso cualquier medio o herramienta que pueda dar apoyo a la persona y pueda proteger la vida de una argentina es valioso”.

En tanto, evitó dar una opinión sobre la aplicación del aborto no punible y el protocolo entrerriano para la actuación en esos casos. “Creo que lo importante es entender y comprender a la persona que está pasando por un momento tan fuerte. Creo que tenemos que ver caso por caso qué es lo más puede ayudar a proteger la vida de la madre y del hijo”, apuntó.

► Fuertes: “Hay que abordar el tema”

Fuertes dijo que está en contra de la legalización del aborto, pero que no es “algo tan lineal”. Para aclarar señaló que “no es lo mismo abortar por deporte que abortar porque te violaron o cuando está en riesgo la vida de la madre”. Es decir que considera que el aborto debe ser legal “en determinadas circunstancias” pero no “para la generalidad de los casos”.

Señaló además que le hace “mucho ruido” que “en la realidad haya mucha gente que muere” por hacerse un aborto. “De alguna manera eso hay que abordarlo”, subrayó. “Es un tema muy complejo, que tiene múltiples aristas y miradas y no es tan fácil de resolver”, reconoció.

Además puso énfasis en cuestionar la posición de la iglesia, por considerarla contradictoria. “La virulencia más grande en contra del aborto es por parte de la iglesia, pero además la iglesia cuestiona los métodos de anticoncepción. No podés estar en contra del aborto y a la vez de los métodos anticonceptivos, porque esos métodos te evitan la concepción, por ende, aminoran la posibilidad de abortar eventualmente si así lo decidís”, subrayó al respecto.

De todos modos, minimizó el rol determinante que pueda tener “la opinión individual de un dirigente para que el Estado fije un camino a seguir sobre problemáticas que, por su importancia, deben necesariamente ser debatidas de la manera más amplia, democrática y plural”.

En tanto, consideró que “reina una gran confusión” sobre el tema, que “impide un debate serio”. Al respecto dijo que “hay quienes piensan que los que están a favor de despenalizarlo son abortistas o, más claramente, asesinos. Y nada está más lejos de la realidad. Creo que nadie está, en realidad, a favor del aborto. Es decir, nadie lo desea”, remarcó.

“Cuando se habla de despenalizar de lo que se discute en realidad es de enfrentar con otras herramientas una problemática que, nos guste o no, está presente”, aseveró. “Cada uno puede tener su propia concepción moral y ética sobre el tema. Pero eso no borra el problema. A los problemas hay que enfrentarlos”, subrayó.

Fuertes no cree que el aborto sea la solución, aunque entiende que “hay situaciones en las que puede contemplarse, como de hecho ya lo hace la jurisprudencia e inclusive un protocolo que establece cómo deben actuar los hospitales ante ciertos casos”.

“Creo que hay que concientizar mucho sobre la sexualidad y trabajar en serio sobre la problemática del embarazo adolescente, que cada vez es más serio”, dijo finalmente.

►Geist, a favor
El candidato por la Nueva Izquierda-MST, Gabriel Geist, es el único que se expresó abiertamente a favor del aborto legal y por el derecho de la mujer a decidir sobre su propio cuerpo. “Como partido, y también es mi posición personal, creemos que hay que legalizar el aborto, porque una de las principales causas de muerte materna es el aborto clandestino”, dijo. Al igual que Viale, señaló su coincidencia con el lema “educación sexual para decidir; anticonceptivos para no abortar; aborto legal para no morir”.

También consideró que se debe “asegurar una campaña de política de educación sexual en las escuelas, para que los chicos tengan realmente conocimiento”, y también el “acceso a los anticonceptivos, para que no se llegue a la instancia de recurrir al aborto”.

“Vemos que cada tanto surge algún hecho donde se puede aplicar la ley de aborto no punible, pero por presión de las organizaciones provida y la iglesia católica, no se aplica”, expresó además. Y sostuvo que con la legalización del aborto se evitarían esas presiones.

Geist es el único postulante a la Gobernación de Entre Ríos que se refirió al derecho de la mujer a decidir sobre su propio cuerpo. “Consideramos que tiene que ver con la decisión de la mujer. Nadie tiene derecho de decidir sobre el cuerpo de una mujer más que ella misma, ni la iglesia ni el Estado ni ninguna otra institución”, remarcó.

Al consultársele su opinión sobre las organizaciones que brindan consejería pre y post aborto a las mujeres, respondió: “Me parece bien facilitarle a la mujer la información y los medios para poder realizarse un aborto en forma segura. Pero habría que legalizar el aborto para que todas las mujeres tengan acceso desde los hospitales”.

Luego cuestionó la objeción de conciencia que expresan algunos médicos del sistema sanitario, por el cual quedan exentos de practicar abortos no punibles. “Si estás en un hospital público tenés que cumplir la ley, no podés negarte a cumplirla. O volvés a considerar tu postura o el hospital debe asegurar que sus profesionales no sean objetores”, sostuvo.

En relación al protocolo entrerriano para la realización de abortos no punibles, consideró que “pone trabas y demora la práctica”. Puso énfasis en la necesidad de que los abortos no punibles se efectúen en forma rápida “no sólo por la seguridad de la mujer, sino también para evitar que se enteren las organizaciones provida, que empiezan a presionar para que no se haga el aborto”. Y finalizó: “Por eso es necesario legalizarlo, para evitar las demoras y presiones que lo único que hacen es perjudicar a la mujer que tomó la decisión de abortar”.

►Bordet, sin respuesta
Bordet, por el Frente para la Victoria, es el único candidato que decidió no responder las preguntas de esta Agencia sobre este tema.
De todos modos, se puede recordar que en 2007, durante su gestión como Ministro de Salud de la provincia, se expresó a favor de la despenalización del aborto en los casos relacionados con mujeres que sufrieron violaciones y tienen como consecuencia embarazos no deseados.
También fue durante su gestión al frente de Salud cuando se produjo el caso de la joven discapacitada embarazada a la que se le practicó el aborto en Mar del Plata gracias a la intervención del entonces ministro de Salud nacional, Ginés González García, ya que los médicos de los hospitales entrerrianos se negaron a llevar adelante la práctica. En ese momento Bordet aseguró que se garantizaría el aborto no punible a la joven.

Fuentes: APFDigital

Comentarios