A un click
Lunes 03 de Julio de 2017

Una joven entendió mal al instructor, saltó al vacío y murió

La mujer estaba practicando bungee jumping.

Un error de interpretación de inglés le costó la vida a una joven holandesa. Vera Mol había planeado durante mucho tiempo saltar desde gran altura, actividad extrema conocida como "bungee jumping". Cuando se decidió estaba en España y el instructor no dominaba muy bien el inglés.



Esta combinación terminó en tragedia. Un puente de Cantabria, de 40 metros de altura, fue el escenario en el que la joven iba a cumplir su deseo, junto al grupo de amigos con el que viajaba por el norte de España.



Todo parecía estar listo. Mol estaba parada en el borde, mientras el instructor ultimaba los detalles. Fue entonces que, con el pobre inglés del trabajador, se desencadenó el desastre.



"No jump, it's important, no jump" (No saltar, es importante, no saltar), le dijo. Sin embargo, la holandesa entendió otra cosa: "Now jump" (Saltar ahora). Eso hizo y se lanzó al precipicio. El arnés correspondiente todavía no estaba bien ajustado y la joven se mató.



El hecho, ocurrido en agosto de 2015, llegó hasta la Justicia, donde el dueño de la empresa de bungee Aqua21 Aventura, fue acusado de homicidio negligente. En respuesta, la defensa culpó a la víctima por haber saltado antes de que el instructor lo habilitara.



Por su parte, la Corte explicó que el malentendido fue el resultado "del uso incorrecto y la pronunciación del inglés", destacando que el instructor había reconocido que él hablaba el idioma sólo en un nivel básico. Además, cuestionó que los representantes de la compañía no pidieran el consentimiento de un mayor, considerando que Mol era menor de edad.

Comentarios