A un click
Lunes 15 de Mayo de 2017

Trágico final de un músico despechado

Jared McLemore tenía problemas mentales y una orden de restricción que le impedía acercarse a su ex novia.

El 10 de mayo, Jared McLemore escribió en su página de Facebook "Erased and forgetten" ("Borrado y olvidado"). Fue su último mensaje.


Unos meses antes, había escrito: "Por favor, edúquense sobre salud mental. Por favor, ámense durante la enfermedad".


La página estaba llena de canciones que había grabado McLemore, un ingeniero de sonido y músico aficionado conocido en la escena nocturna de Memphis, Tennessee.


En la madrugada del sábado, McLemore se acercó a su ex novia, Alyssa Moore, en la puerta del bar Murphy. Le dijo "Adiós" y le acercó su mano a su pecho, que estaba empapado en kerosene. Ella no le prestó mucha atención.

Embed


El músico tenía antecedentes de violencia doméstica y había tratado de matar a su novia, contó el New York Daily News. En abril le habían levantado cargos y estaba en libertad condicional con la recomendación de realizar un tratamiento psiquiátrico. Tenía también una orden judicial de restricción de acercarse a su ex novia. Pero la incumplía con frecuencia.


McLemore se retiró unos metros y comenzó una transmisión por Fecebook Live en la que se lo ve con el pecho descubierto. Se sienta sobre el césped y se termina de bañar en kerosene. Luego se enciende fuego y sale corriendo.


McLemore ingresó corriendo al bar Murphy, donde le arrojaron agua y telas para apagar el fuego. De inmediato fue trasladado a un hospital cercano, donde murió a las pocas horas.

Comentarios