A un click
Viernes 14 de Abril de 2017

Se terminó el misterio: la ciencia descubrió porqué se desatan los cordones

Los investigadores grabaron a una persona corriendo en cámara lenta y lograron develar el misterio.

¿Cuántas veces te atás los cordones todos los días? Los científicos de la universidad de California-Berkeley, en Estados Unidos, descubrieron cuál es el motivo por el que se desatan: la gravedad, es decir por el golpe de las pisadas y por la fuerza misma del golpe, que actúan como una mano invisible, aflojando el nudo y luego tirando de los extremos libres de sus cordones hasta que todo se deshace.


¿Cómo llegaron hasta esta conclusión? Grabaron los zapatos de una científica corriendo en cámara lenta y allí se puede ver como el nudo del cordón se deshace en cuestión de segundos por una compleja interacción de fuerzas.


"Cuando se habla de estructuras anudadas, si empiezas a entender el cordón de los zapatos, entonces se puede aplicar a otras cosas, como el ADN o microestructuras, que fallan bajo fuerzas dinámicas", subraya Christopher Daily-Diamond, estudiante de posgrado en Berkeley. "Éste es el primer paso para entender por qué ciertos nudos son mejores que otros, cosa que nadie realmente ha hecho", explica el investigador.


El estudio demostró que un nudo de cordón se desata porque al correr, el golpe del pie sobre el suelo equivalía a siete veces la fuerza de la gravedad, de forma que el nudo se estiraba y luego se aflojaba en respuesta a esa fuerza. A medida que el nudo se aflojaba, la pierna oscilante aplicaba una fuerza de inercia sobre los extremos libres de los cordones, lo que rápidamente condujo a un fallo del nudo en tan sólo dos pasos después de que la inercia actuara sobre los cordones.



Los investigadores también probaron su teoría de que el aumento de las fuerzas de inercia en los extremos libres desencadenaría el fracaso del nudo y añadieron pesas a los extremos libres de los cordones en un nudo oscilante, viendo que los nudos fallaban a velocidades más altas a medida que aumentaban las fuerzas inerciales en los extremos libres.


Fuente: Huffington Post

Comentarios