A un click
Jueves 21 de Septiembre de 2017

¿Qué dice la NASA sobre la profecía del apocalipsis de pasado mañana?

Una respuesta científica a la polémica suscitada en redes sociales.

Una "amenaza" de apocalipsis circula por estos días en redes sociales. Afirma que un cuerpo desconocido llamado Nibiru o Planeta X chocará con la Tierra el 23 de septiembre de 2017.

Esta profecía, que se hizo pública hace algunos años y circula especialmente en la red durante las últimas semanas, asegura combinar astronomía, investigación científica y pasajes de la Biblia para respaldar su predicción.

Profecía 23 de setiembre


Tan así, que el último eclipse total -fenómeno que siempre es fuente de miedos y supersticiones populares- fue utilizado como argumento para sustentar esta creencia y es definido como "el presagio del apocalipsis".

Inicialmente, la teoría que defiende la existencia de Nibiru aseguraba que la catástrofe ocurriría en mayo de 2003. Cuando nada sucedió, sus seguidores hicieron una nueva interpretación para programarla en diciembre de 2012, realizando la conexión con el fin de uno de los ciclos del calendario maya.


Sin embargo un científico de la NASA rompió el silencio acerca de las teorías y brindó un punto de vista científico. David Morrison rechazó de plano que un planeta vaya a colisionar con la Tierra, según consignó The Washington Post.

Morrison es uno de los científicos de la NASA que más crítico se muestra públicamente con esta leyenda. En 2011 llegó a asegurar que recibía hasta cinco e-mails diarios de personas preguntando por el supuesto planeta.

El diario señaló que la revista evangélica Unsealed ha compartido un video en YouTube titulado "September 23, 2017: You Need to See This", que muestra lo que –según ellos– podría pasar ese día.

Esta profecía de la destrucción del mundo que promulga el escritor cristiano evangelista David Meade está amparada en un estudio de los números y códigos de la Biblia, explicó el Post.

Ya en un artículo publicado en 2012 con motivo del supuesto apocalipsis previsto aquel año, la agencia fue tajante. "Si Nibiru o Planeta X fuera real y se dirigiera hacia la Tierra, los astrónomos lo estarían siguiendo durante al menos la última década, y ahora sería visible a simple vista. Obviamente, no existe".

Comentarios