A un click
Lunes 17 de Julio de 2017

No sabía qué decirle a su bebé cuando naciera y cuando lo miró por primera vez, supo las palabras exactas

Faltaban solamente unas semanas para que Carolina por fin se convirtiera en mamá. Tenía miedo pero sentía mucha emoción de poder conocer al ser que durante meses había llevado dentro de ella. Estaba preparada con cuna, mamaderas y ropa diminuta para su recién nacido.



No había querido saber el sexo de su bebé para que fuera una sorpresa total.



Si era niña se iba a llamar Josefina pero si era niño lo iba a llamar Felipe, aunque en un principio había querido que se llamara Gonzalo. Carolina estaba realmente entusiasmada con la idea de convertirse en mamá.



Carolina contaba cada día del calendario y se emocionaba al saber que muy pronto tendría entre sus brazos a su hijo o a su hija. Era pleno invierno y ni siquiera los días nublados evitaban que Carolina dejara de sonreír y de soñar.



Sólo había una cosa que le preocupaba a Carolina y era que no sabía qué palabras decirle a su bebé cuando lo tuviera en sus brazos.


Los días siguieron pasando y una madrugada de julio Carolina comenzó con las contracciones. De camino al hospital sólo pensaba en lo emocionante que iba ser el instante en que mirara a su bebé por primera vez.



Mujerr2.jpg





El llanto de su bebé se escuchó muy fuerte por toda la habitación y una lágrima recorrió la mejilla de Carolina.


Los médicos acercaron a Josefina a los brazos de su mamá. En este instante Carolina entendió que no hay palabra que puedan arrullar más que un abrazo.



Entonces madre e hija se fusionaron en un largo y sincero abrazo, lleno del más puro, lindo y cálido amor. Mamá Carolina por fin había conocido a quien tanto había soñado.



Ella le hizo una promesa a Josefina: "Para siempre te amaré, para siempre te querré; mientras en mi haya vida siempre serás mi bebé".



El primer abrazo es el momento más importante para todas las mamás. Incluso desde antes de que el bebé nazca, es importante transmitirle el amor que va dentro de un abrazo maternal.



Este relato, forma parte de una campaña de pañales para bebés que está emocionando a más de una madre, ya que, como dice el lema de la campaña: "El pañal es como un segundo abrazo para tu bebé. Elige uno que lo haga sentir como lo harías tú, mamá".



Fuente: upsocl.com





Comentarios