A un click
Lunes 29 de Mayo de 2017

Los adolescentes con baja autoestima son más adictos al celular

Rasgos como baja autoestima, altos grados de extroversión y escasos niveles de responsabilidad y estabilidad emocional predisponen a los adolescentes a depender de los smartphones, según un estudio de la Universidad Rovira i Virgili (URV) de la ciudad española de Tarragona.

El rápido desarrollo tecnológico de los últimos años produjo variaciones en los hábitos de las personas, especialmente en cuanto al uso de los teléfonos inteligentes: algunos estudios muestran cómo en países como Estados Unidos, por ejemplo, un 92 por ciento de los adolescentes se conectan al celular cada día, y un 24 por ciento de ellos dice que está en línea "casi de forma constante".



De hecho, el número de teléfonos móviles superó por primera vez a la población mundial, y España aparece como líder en Europa en el mercado de smartphones, según el Servicio de Información y Noticias Científicas (SINC) del estado español.


En ese contexto, los investigadores Joan Boada, Lídia Argumosa y Andreu Vigil, del Departamento de Psicología de la URV, realizaron un estudio entre alumnos de bachillerato y universitarios que reveló que "existen variables de la personalidad que predisponen a padecer adicción a los smartphones".


El trabajo, el primero que se hace entre población latina y de habla castellana, muestra que hay cuatro rasgos fundamentales para que aparezca esa adicción: el que más destaca es la baja autoestima, seguido de un grado elevado extroversión y poco nivel de responsabilidad y de estabilidad emocional.


Para llegar a esas conclusiones, los investigadores realizaron encuestas a cerca de 250 estudiantes, que incluían un test de autoestima y otro de personalidad.


Esas características de la personalidad, señalaron, tienen carácter acumulativo, por lo que "personas con baja autoestima y poca estabilidad emocional tendrán más predisposición a padecer esa adicción".


Según adelantaron, los investigadores quieren ampliar la investigación sobre esa adicción al ámbito laboral.


Fuente: Télam

Comentarios