A un click
Domingo 10 de Septiembre de 2017

Lo que hay que tener en cuenta para superar un desamor

Esto es una ecuación que ninguna persona puede resolver con exactitud. Las causas de la ruptura, la personalidad de cada uno de los miembros de la pareja, la manera que tiene cada uno de aceptar el fracaso y la frustración y las circunstancias del presente hacen que el despecho, la tusa o el desamor sean vividos (y sufridos) de manera diferente para cada persona.

Sin embargo, los especialistas recomiendan realizar pequeñas acciones que si bien no curarán inmediatamente el dolor, sí podrán darle un poco de alivio a las personas que padecen un desamor y ayudarán a la persona afectada.

Acepta el duelo: Reconocer que una relación termina necesita tiempo que no se supera en horas o días. Necesita la elaboración de un duelo que puede durar desde algunas semanas hasta meses. Decir "no pasó nada" no resuelve las cosas. Atrévete a sentir los efectos (temporales) que un desamor desencadena.

Busca ayuda: Una amiga, un familiar o la ayuda de un profesional te ayudarán a superar el trago amargo del desamor. No te niegues una mano amiga en estos momentos de dolor: la necesitas.

Quiérete: El desamor es una etapa en la que necesitas sacar lo mejor de ti. Ensayar nuevos cortes de pelo, cambiar el ropero, alimentarse mejor y hacer ejercicio serán unas buenas prácticas para elevar la autoestima y sentirte mejor.

Cuídate: Culturalmente, creemos que para superar un desamor debemos excedernos. Tomar alcohol sin medida, gastar compulsivamente o entregarse a relaciones peligrosas puede afectar tu salud e integridad. Prudencia.
Mantente ocupada: En situaciones de estrés, desamor y tristeza, mantener la mente ocupada puede ser un aliciente seguir adelante cada día. Pero no es necesario excederse: concentrarse más en el trabajo o leer un libro antes de dormir pueden ayudarte a pensar en algo diferente al dolor y el desamor.

Evita aislarte: aunque parezca natural que quieras estar sola, tampoco es bueno que te aísles definitivamente de tus seres queridos ni dejes de hacer las actividades que antes disfrutabas realizar. Aparta un espacio en tu semana para conversar con los amigos de toda la vida, hablar con tus padres, hermanos y familiares.

Aléjate: Eso sí, por un tiempo prudente es mejor alejarse de todas esas cosas que activan el dolor: el contacto con tu ex y sus familiares, los recuerdos, los lugares, los amigos en común y hasta los regalos y objetos que te recuerdan a esa persona pueden remover los sentimientos negativos que precisamente ahora quieres superar. Mientras la rabia y la tristeza persistan, lo mejor es tratar de evitar estas situaciones. 8. Dedica tiempo para ti: Mantener una relación de pareja le roba tiempo a los momentos que puedes dedicar para ti misma. Según como lleves tu rutina diaria, aparta un espacio para dedicarte a tu salud y a tu bienestar. Adopta poco a poco rutinas saludables como ir a un spa, hacer yoga, escuchar música relajante u otras actividades y sentirás poco a poco un poco de paz y tranquilidad.

Aprende algo nuevo: pintar, coser, cocinar, volar en parapente, un idioma nuevo, o aquello que siempre soñaste aprender podrá llenarte de energía y renovar tus pensamientos. Atrévete.
Aprende: de todas las situaciones de la vida tenemos algo qué aprender. Por ello, vive esta experiencia como parte del aprendizaje que debes tener en la vida para crecer y ser una mejor persona.

Fuente: Okchicas

Comentarios