Salud
Lunes 24 de Abril de 2017

Afirman que enfermos de asma y rinitis sufren más accidentes de tránsito

Lo determinó un estudio científico que además determinó que la siniestralidad es mayor en función de la gravedad de la patología.

Los enfermos de asma y rinitis sufren más accidentes de tráfico y la siniestralidad es mayor en función de la gravedad de la patología, según un estudio científico de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ).

En un paciente rinítico, cada estornudo equivale a dos o tres segundos. En una sucesión de estos, un coche a 110 km/h de velocidad recorre 600 metros casi sin control por parte del conductor. En ese sentido, la investigación concluye que para las personas que sufren procesos asmáticos o alérgicos, la conducción puede ser peligrosa.

Además, siete de cada 10 personas alérgicas desconocen que el consumo de antihistamínicos puede afectar a la conducción.

El estudio revela también que más de la mitad de los accidentes de tránsito en pacientes asmáticos se concentran en primavera y otoño.

"Estos problemas pueden hacer la conducción molesta e incluso peligrosa si no están controlados. Creemos que es necesario educar al conductor asmático o rinítico en la repercusión de estos problemas de salud en la conducción", aseguró José Gregorio Soto, neumólogo y coordinador de la investigación.

El estudio revela que la población de asmáticos presentó una mayor prevalencia de accidentes que el grupo de control, un 41,6% frente a un 33,8%. Esta siniestralidad es mayor en función de la gravedad de la patología.

Según Soto, hay especialistas que consideran que el riesgo de sufrir un accidente de tráfico por parte de un alérgico tratado con estos fármacos es similar al de una persona con un nivel de alcoholemia en sangre de 0,5 gramos por litro.

Comentarios