Mundo Insolito
Viernes 17 de Junio de 2016

A un bebé de apenas 19 meses le aplicaron una multa por tirar un papel en la calle

Un inspector sanitario encontró una receta médica con el nombre de la criatura y no dudó en imponerle una pena económica.

El abuelo de un bebé de 19 meses denunció que un inspector de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Madrid multó a su pequeño nieto por "tirar" en la vía pública una receta médica con su nombre.
La familia fue notificada el pasado 31 de mayo por correo, ya que la sanción no fue aplicada en el momento. Tal y como consta en la denuncia que la madre del pequeño interpuso ante la Fiscalía Provincial de Madrid contra el Consistorio, "en el buzón no aparece su nombre, ni en las recetas pone su domicilio, pero sí en el Padrón Municipal, por lo que sabían perfectamente que estaban imputando una infracción a un niño que ni siquiera habla".
Siempre según el relato de la madre, al salir de los consultorios ambulatorios y comprar loss medicamentos en una farmacia cercana, debieron tirar la receta "rota", que estaba "dentro de una bolsa de plástico", al contenedor de la misma calle.
"Por la noche, esa zona -próxima a la Plaza de los Cubos, en el distrito de Moncloa- se llena de drogadependientes que rebuscan en las bolsas y vierten sus contenidos fuera", explicó la mujer en el escrito entregado a la Sección de Menores y Protección.
El agente utilizó la prescripción vertida en el suelo como prueba para sancionar al pequeño por una "deficiente presentación de los residuos ocasionando suciedad en los espacios públicos".
El acta tiene fecha del 31 de mayo, pero la familia del bebé no se percató de la denuncia hasta el 2 de junio, cuando un vecino avisó a Esteban C. de que había una "carta oficial" en los buzones.
"El espacio para la firma del interesado está en blanco. Debajo de la fecha, el funcionario puso que 'se dejaba copia al interesado', cuando mi nieto, probablemente, estaría durmiendo y no se enteró de nada», se quejó irónicamente el abuelo.
Un batallón de 321 inspectores desplega por las calles de Madrid un operativo permanente con el objetivo de vigilar que los madrileños depositen sus residuos en los contenedores adecuados.
Estos trabajadores municipales sancionan con hasta 750 euros de multa a quien deje basura en un contenedor ue no sea el correspondiente, en la acera o que en su bolsa haya introducido algún residuo inapropiado (pilas, baterías, termómetros, tinta de impresoras, etc.).

Fuente Diario ABC

Comentarios