La Provincia
Martes 06 de Enero de 2015

A pocos días de empezar el año se inició la liquidación de verano

Las rebajas van del 15 al 35% en calzados y textiles. Se procura movilizar el stock y apuntalar estrategias de ventas, tras un año que cerró de manera negativa para el sector de los minoristas

Ni bien arrancó 2015, algunos comercios céntricos de Paraná ya comenzaron a liquidar la mercadería de la temporada de verano. La rebaja de precios oscila el 15 y el 35%, según los productos.


Si bien hay muchos propietarios de negocios en desacuerdo con que esta maniobra comercial se implemente tan temprano, la tendencia se impone y sirve para reactivar las ventas, luego de un año difícil: el fin de semana pasado, la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) reveló que las ventas minoristas cayeron 6,5% interanual durante el 2014, casi el doble si se lo compara con 2013, donde se observó una retracción del 3,8%.


Se trata del tercer año consecutivo en el que se registra este comportamiento. Y apuntalar las estrategias para movilizar el stock se torna fundamental, sobre todo en un mes como enero, que históricamente es adverso para distintos rubros, ya que muchos consumidores incrementaron sus gastos en las Fiestas de diciembre y ahora se van de vacaciones.


Fernando Benítez, uno de los propietarios de una cadena de zapaterías de la capital provincial que se inclina desde hace varios años por esta política de rebajas tempranas en los precios, señaló a UNO que esta iniciativa se implementa como una forma de vender los productos de la temporada. “En febrero ya empieza a entrar la mercadería de la próxima pretemporada y si no optamos por rebajar los precios ahora para movilizar el stock nos quedan los saldos y remanentes”, explicó. En este sentido, aseveró que “esta alternativa ayuda a empujar las ventas”.


Benítez comentó que las reducciones que se aplican en los valores de los artículos del rubro zapatería en su comercio alcanzan hasta un 30 o un 35%, y aclaró: “Lo que precisamos que se venda, tiene esta rebaja, aunque el porcentaje de las liquidaciones no se acumula con otras promociones, como por ejemplo, el descuento que hacen determinados bancos. Los precios de lo que corresponde a alto verano tienen una reducción del 15%”.


En referencia al movimiento comercial de los últimos días, el comerciante analizó: “Notamos que se están reactivando las ventas a partir de la liquidación. Hay quienes compran ahora porque necesitan el calzado y también quienes aprovechan los precios y adquieren un producto ya para el año que viene”.

 


Nueva temporada

 


Benítez indicó que los mayoristas ya están ofreciendo la mercadería de la temporada entrante y aseguró: “Desde noviembre y diciembre estamos haciendo los pedidos, que se refuerzan en enero. Así tenemos cubierto en un 80% el stock y luego se repone según el movimiento que haya”.


También algunos negocios textiles siguen la tendencia y empezaron a liquidar, aunque no alcanza de manera masiva a todas las prendas, sino que se incorpora paulatinamente a medida que avanza el mes.


Natalia, empleada de una tienda de la Peatonal, comentó que los proveedores de este sector comenzaron a liquidar parte de la mercadería en diciembre pero no en su totalidad, sino en artículos puntuales. 

 

 

El crédito ayudó a recuperar el nivel de consumo en 2014

 


Fernando Benítez comentó a UNO que al momento de comprar, se nota en los consumidores una tendencia a utilizar con más asiduidad las distintas líneas de crédito vigentes. “En nuestro caso contamos con financiación propia, pero desde setiembre la gente aprovecha la implementación del plan Ahora 12, que el Gobierno lanzó en esa fecha pero en el que los comerciantes que adherimos a este convenio también hacemos nuestro esfuerzo”, manifestó.


El informe de la CAME coincide en señalar que a partir de setiembre el consumo se vio “algo reanimado con el programa Ahora 12, que fue una buena posibilidad para que las Pymes captaran el público que se orientaba a comprar en cuotas en los grandes comercios”.


Este programa está vigente hasta el 1° de marzo y permite la compra en 12 cuotas fijas sin interés de productos de diversos rubros.
Benítez confió que fue a partir de esta opción que las ventas lograron un repunte: “No tuvimos una buena temporada de invierno, ya que entre otros factores no hizo demasiado frío; hace un par de años que ocurre esto. Pero este saldo negativo en la comercialización de este rubro se pudo contrarrestar con una mayor demanda a partir de la posibilidad de financiar en 12 cuotas”, dijo, y agregó: “Para este año tenemos las expectativas de mantener estos niveles de ventas”.


Por otra parte, confió que los índices de morosidad no se han incrementado, como se pensó en algún momento. “Nosotros somos muy cuidadosos al momento de otorgar un crédito, pero a la vez se nota que la gente cuida su cuenta para operar sin inconvenientes”.

 

 

Análisis 

 


Entre otros datos, el informe emitido por la CAME da cuenta de que en diciembre las ventas repuntaron 2%, pero no alcanzó para revertir la tendencia negativa de 2014.


En este contexto, el organismo expresó que “las ventas estuvieron marcadas por un año donde el poder adquisitivo de las familias se redujo y se ­desaceleraron visiblemente los gastos de consumo. Hubo cautela, con más consultas que operaciones, y esa tendencia se mantuvo a lo largo del año”. El dato surge del Indicador de Evolución de Ventas Minoristas que elabora CAME sobre la base de datos sobre cantidades vendidas brindados mensualmente por más de 900 comercios del país.

 

 

Comentarios