Ley de la Madera
Sábado 08 de Octubre de 2016

"A mayor superficie forestada, mejor calidad de ambiente"

El gobernador Bordet defendió ayer los cambios que propone a la Ley de la Madera para habilitar la venta de rollizos al Uruguay. Explicó que no se va a aumentar el volumen exportado, sino conseguir mayores puestos de trabajo

El gobernador, Gustavo Bordet, acordó con intendentes y legisladores de los departamentos Concordia, San Salvador, Federación y Colón, industriales, entidades y trabajadores de la madera un programa de desarrollo foresto-industrial que preserve e incremente los puestos de trabajo y agregue valor a la producción. En una amplia reunión realizada en la Capital del citrus, el mandatario se comprometió a acompañar ante la Nación los"planteos para que la exportación se haga de manera responsable y priorizando los componentes industriales y de mano de obra que se realizan en esta zona".
"Queremos que el sector crezca en toda su cadena productiva. Sin forestación no hay industria y sin industria no hay trabajo. Lo que tenemos que hacer es garantizar que haya mucha más industria de la madera, que haya más industriales que generen viviendas, que se incorporen a los sistemas productivos", afirmó el mandatario durante un encuentro que se realizó en la sede de Cafesg, donde estuvieron referentes de la industria maderera, de los gremios, del INTA y del sector universitario, entre otros.
"No se trata de generar una controversia entre la foresto-industria y el medio ambiente, sino lo contrario. Cuanta más superficie forestada, mejor calidad de ambiente. Nuestro compromiso sigue siendo el mismo, que cada vez se exporten menos rollizos y se agregue más valor. Esa es nuestra meta", aseveró en referencia a las numerosas voces que se han pronunciado a favor y en contra del cambio del marco legislativo que regula la actividad.
"Y a esto lo abordamos con los trabajadores, porque son parte importante en este componente. Ese es en definitiva el objetivo principalísimo que tenemos: que haya fuentes de trabajo en nuestra zona", resaltó.

Cambios en la ley
Respecto de la modificación a la ley de la madera sancionada en 2007, Bordet indicó que el proyecto ingresado no es solamente su derogación, sino la elaboración de un programa foresto-industrial. Explicó: "No se va a incrementar el volumen exportable de madera porque en los hechos esto está sucediendo. Madera que hoy se corta acá va a Corrientes, y de Corrientes a Uruguay. Esto no va a incrementar los volúmenes, sino sincerar una situación para que al sector le vaya bien y las inversiones se realicen en Entre Ríos", aseguró.
Bordet señaló: "Más allá de la nueva ley, que saldrá con los consensos necesarios como ha sido la impronta de este gobierno de buscar los consensos legislativos, entendemos que este es el punto de inicio para un plan foresto-industrial de la provincia, con un observatorio que reúna permanentemente a todas las partes de la cadena para analizar y proyectar en el tiempo".
El gobernador se comprometió a acompañar ante el gobierno nacional los planteos para que la exportación de madera se hagan de manera responsable y priorizando los componentes industriales y de mano de obra que se realizan en la zona.
"Si tiene que haber medidas restrictivas en cuanto a los diámetros exportación de los rollizos, tenemos que hacerlo en pie de igualdad para Entre Ríos, para Corrientes y para otras provincias argentinas porque es un tema que hay que plantearlo a nivel país. Y en esto estamos dispuestos a acompañar ante el gobierno nacional", expresó.
Durante el encuentro se sostuvo que es necesario dar un marco integral a este vector de desarrollo regional, donde debe estar presente la promoción y el fomento, pero donde el Estado debe velar por el desarrollo integral del segmento productivo, con legislación adecuada y organismos de control del cuidado ambiental, informó el gobierno provincial.
El intendente de Federación, Carlos Cecco, y el diputado Alberto Rotman (Cambiemos), manifestaron coincidir con Bordet. Estuvieron los representantes de la Cámara de Industriales Madereros y Forestales de Entre Ríos y del sur de Corrientes, encabezados por su presidente, Sergio Piana. Hay 140.000 hectáreas implantadas y la propuesta del Ejecutivo se basa en fortalecer e integrar la cadena de valor del sector foresto-industrial
Oposición de los concejales de Gualeguaychú
La totalidad de los integrantes del Concejo Deliberante de Gualeguaychú votaron una declaración de rechazo a la decisión de Bordet de modificar la Ley de la Madera para habilitar la exportación de rollizos a empresas como UPM-Botnia (y similares). Dicha ley fue sancionada en 2007 en pleno conflicto con las pasteras y significó un reconocimiento de los planteos realizados en ese momento por parte de la Asamblea Ambiental y Ciudadana.
"Ante las declaraciones trascendidas en distintos medios periodísticos sobre la voluntad del gobernador de derogar la normativa citada, este Cuerpo considera oportuno manifestarse y tomar una postura coherente", sostiene el texto aprobado
Además, los concejales solicitaron a los diputados provinciales por el departamento Gualeguaychú a interceder "frente a la problemática".
Entre los considerandos se sostiene: "La lucha ambiental de la ciudadanía de Gualeguaychú fue un hito para nuestra provincia y nuestro país, generando que la ciudad sea referenciada por ella, y no solo eso, sino que esa lucha, esa organización ciudadana, se ha erigido como motivadora para que otros pueblos avasallados en sus derechos ambientales se organicen y exijan el respeto de los mismos, y que en el marco de este reclamo ambiental se sancionó, en el año 2007 la ley Provincial Nº 9.759", que ahora se pretende modificar.

Proyecto en el Senado
Ingresó a la Cámara de Senadores ingresó un proyecto de ley que promueve que la provincia cuente con el Plan Maderero Entrerriano. El expediente, que tomó estado parlamentario en la sesión del martes, fue ingresado dentro de los asuntos fuera de lista por solicitud del senador del Departamento Paraná, Raymundo Kisser. Allí se apunta a incentivar la implantación de materia prima, su procesamiento y transformación, como así también lograr la generación de valor agregado, con la aplicación de tecnología que "garantice la sustentabilidad de los emprendimientos", indicó AIM Digital.
En la provincia está vigente la Ley N° 9.759, que declara: "la venta y/o salida de rollizos (madera sin procesos industriales proveniente de bosques implantados) y chips (madera fraccionada para facilitar y abaratar el transporte) destinada a la exportación como materia prima para empresas fabricantes de pasta celulósica que generan residuos contaminantes, lesiona los derechos de los ciudadanos entrerrianos consagrados en los artículos 41 de la Constitución nacional y 5 de la Constitución provincial".
Por eso prohíbe su venta, con la finalidad de preservar los derechos ciudadanos a un ambiente sano a los habitantes de la provincia.

Comentarios