Femicidio
Lunes 24 de Octubre de 2016

A dos años del femicidio de Priscila Hartman

Se cumplen hoy dos años del femicidio de Priscila Hartman, la chica de Paraná que fue asesinada en San Benito. Fue un golpe muy duro para la ciudad, que tuvo alcance nacional, y le sucedieron más movilizaciones en reclamo de justicia. El nombre de Priscila está escrito entre las 277 mujeres que fueron asesinadas por hombres, mediando violencia de género, en 2014. Al asesino, Facundo Bressan, lo condenaron a prisión perpetua; pero hoy justicia ya no es solo una sentencia. Hubo y hay muchas cosas que llevaron a Priscila a la muerte, o, mejor dicho, a Bressan a cometer el crimen. Aquellas que hacen de la nuestra una sociedad machista y a cada minuto dan el marco a las expresiones más visibles de la violencia de género. Y cada una merece una acción de las autoridades.

Pero además de los políticos, que tienen el poder de cambiar cosas, hay otros con responsabilidades. Como se planteó en el documento de Ni Una Menos, "La lucha contra los femicidios exige una respuesta múltiple, de todos los poderes del Estado pero también de toda la sociedad civil. Y en especial por parte de los y las periodistas, comunicadores y comunicadoras, que construyen interpelaciones públicas".

Si comparamos con años anteriores se avanzó mucho, pero por esto mismo sorprende a veces cómo se abordan noticias de femicidios en medios de comunicación, locales y nacionales. Desde estos espacios que construyen o refuerzan las ideas machistas hablan de femicidio, pero insisten en aclarar la vestimenta o el modo de vida de las víctimas. O expresan mayor dolor porque la víctima "no era o no hacía" tal o cual cosa, como si lo contrario lo hubiera justificado. Cuando sucedió el femicidio de Priscila, hubo expresiones lamentables en algunos medios locales, y en algunas notas se permitieron comentarios escalofriantes. "Medios comprometidos en la elaboración de protocolos, además del imprescindible cumplimiento de los protocolos existentes y de los códigos de ética para las coberturas periodísticas de estos casos", es otro de los reclamos del movimiento Ni Una Menos con el que estamos en deuda. Porque las ideas machistas y patriarcales van a resistir en todos los ámbitos.

Comentarios