Ovacion
Miércoles 09 de Noviembre de 2016

A boca no le puedo decir que no

El volante central de Tigres y de la Selección Argentina admitió que habla continuamente con el entrenador de Boca, Guillermo Barros Schelotto.

Boca deberá afrontar un nuevo año sin competiciones internacionales en su calendario. Sin embargo, el Mellizo Guillermo Barros Schelotto pretende armar un equipo de primer nivel con la mira puesta en la Copa Libertadores de 2018.

En la búsqueda de su equipo ideal, el Melli tiene como obsesión incorporar al ex Lanús, Guido Pizzaro quien actualmente juega en el Tigres de México. Guillermo ya dirigió a Pizarro en su paso por Lanús y en el último mercado de pases intentó llevarlo a Boca pero las diferencias económicas entre ambos clubes hizo imposible la transferencia.

Sin embargo, Guillermo y el hincha de Boca puede volver a ilusionarse con que Pizarro defienda la Azul y Oro: "Hablo muy seguido con Guiller y Gustavo. Me quedó una muy buena relación con ellos", declaró. Al ser consultado sobre si le gustaría jugar en el conjunto de La Ribera no lo dudó: "No podría decirle que no a Boca, pero no depende sólo de mí".

Comentarios