Mundo
Sábado 10 de Enero de 2015

19 muertos tras la explosión de una bomba adosada a una nena de 10 años

Ocurrió en Maiduguri, Nigeria. Se ubica en el centro de la campaña de insurgencia del grupo islamista Boko Haram.

 

 

 

Al menos 19 personas murieron y 18 resultaron heridas esta mañana al estallar una bomba adosada a una niña de unos 10 años en un mercado muy concurrido de la ciudad de Maiduguri, en el nordeste de Nigeria, escenario de una insurgencia islamista.

 

Esa ciudad ha sido escenario de graves atentados, ya que se ubica en el centro de la campaña de insurgencia del grupo Boko Haram, que busca reactivar un califato islamista en la nación más poblada de África. De momento, no hubo ninguna reivindicación del atentado, pero Boko Haram ha utilizado varias veces a mujeres y niñas para realizar sus ataques.

 

Una fuente de seguridad nigeriana dijo que la bomba estalló pasada las 11.15 local (07.15 Argentina). Zakariya Mohammed, miembro de una fuerza conjunta de intervención civil, informó inicialmente que había al menos 16 víctimas fatales a causa de la explosión; no obstante, horas después se conoció que la cifra de muertos ascendió a 19.

 

Ashiru Mustafa, miembro de un grupo local de autodefensa, explicó que la bomba explotó mientras alguien controlaba a la niña en la entrada del mercado.

 

Según él, no se trata de un acto deliberado de la menor. "La niña tenía unos 10 años y dudo seriamente de que ella supiera lo que tenía adherido al cuerpo", manifestó.

 

"La estaban controlando a la entrada del mercado y el detector de metales acababa de señalar que llevaba algo encima. Desgraciadamente, la bomba estalló antes de que pudiera ser aislada", agregó Mustafa.

 

Se estableció un perímetro de seguridad alrededor del mercado mientras el personal sanitario examinaba los escombros y sacaba los restos humanos.

 

Los estados de Borno, Yobe y Adamawa, en el noreste de Nigeria, han sido los más afectados por la insurgencia de Boko Haram, que se ha extendido en los últimos cinco años. El año pasado, más de 10.000 personas murieron en medio del derramamiento de sangre.

 

A unos 130 kilómetros, en Damaturu, capital del estado de Yobe, el Ejército logró replegar un ataque de militantes islamistas el viernes por la tarde. No obstante, varios edificios fueron incendiados en el incidente, incluyendo la estación de policía del área y una mezquita en el mercado de Abacha, además de varias tiendas.

 

La revuelta de Boko Haram es considerada la más grave amenaza a la seguridad del país, de 170 millones de personas y que representa un gran atolladero para su presidente, Goodluck Jonathan, quien buscará la reelección en los comicios del 14 de febrero.

 

 

 

Fuente: Agencias

Comentarios